Un brutal guardaespaldas dispuesto a todo

Interpretando a un personaje feroz, Hemky Madera vuelve al mundo de las series con La reina del Sur
21 de Julio de 2016

La historia de una novia que pierde a su prometido luego de que éste se transforme en un famoso traficante de drogas es el núcleo argumental de La reina del sur, serie basada en uno de los best seller del escritor Arturo Pérez Reverte que emite Space los miércoles a las 23.

En la historia, Alice Braga (sobrina de Sonia Braga) se mete en la piel de Teresa Mendoza, una mujer que debe escapar de su México natal hacia Estados Unidos en busca de refugio. Será en esa geografía donde orquestará una serie de prácticas para encontrar  a un personaje que quiere acabar con su vida.

Mientras tanto, aprenderá las tácticas del narcotráfico para convertirse en la reina de un rubro siempre tan problemático como peligroso. Pero en esa búsqueda no estará sola porque la acompañará Pote Gálvez, un guardaespaldas interpretado por Hemky Madera dispuesto a todo para proteger a su jefa: “Mi personaje es feroz, por eso muchos tratan de no encontrarse con él porque ante la menor duda te mata. Es un papel diferente. Cuando me lo propusieron un año y medio atrás no dude en hacerlo”, dice telefonicamente desde Nueva York  el actor conocido por su participación en la serie Weeds.

En términos profesionales, a Hemky le resultó rico encarnar a un ser violento y diametralmente opuesto a su estilo y personalidad. “Fue un desafío interpretar a un tipo oscuro, y aunque había hecho papeles similares en el pasado, esta vez era vital no caer en el cliché del matón. El mundo del narcotráfico es muy diverso y muta constantemente, así que me metí de lleno mirando documentales y películas. Me interesó hacer una buena preparación porque ese tipo de exigencias actorales son perfectas para nuestro trabajo. Sin dudas, lo que ven en pantalla parece muy real desde el primer capítulo”, concluye Madera.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS