Un dirigente de la CGT cruzó a Peña y pidió que "ningún trabajador pague Ganancias"

Francisco "Barba" Gutiérrez polemizó con el jefe de Gabinete, que anticipó que las posibles modificaciones contemplarán "el costo fiscal de un país que va por el camino de la gradualidad".
16 de Noviembre de 2016

El secretario de Interior de la CGT, Francisco “Barba” Gutiérrez, afirmó que “ningún trabajador tiene que pagar el impuesto a las Ganancias”, luego de que el gobierno nacional informó que “en los próximos días” enviará al Congreso un proyecto para reformar el tributo que según el último dato que publicó la AFIP en febrero alcanza a 220 mil trabajadores. El dirigente cruzó con esa declaración al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que anticipó que cualquier cambio estará condicionado por "el costo fiscal de un país que va por el camino de la gradualidad". 

Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló que la iniciativa es producto de la negociación con gobernadores y funcionarios provinciales del área económica con quienes se consensuó “avanzar en una reforma que haga más progresivo el impuesto y que le dé alivio fiscal” a buena parte de la población. 

El proyecto recién se discutiría en dos semanas y la polémica ya está en juego. Gutiérrez planteó que en la CGT: “queremos que los compañeros de cuarta categoría no paguen” el tributo porque “es absurdo que los trabajadores sigan pagando en  un país donde no lo hacen ni los bancos ni las mineras ni el agro ni las distribuidoras energéticas”, comparó. 
El dirigente gremial sugirió que la iniciativa del gobierno no cuenta con la confianza de todos los dirigentes de la CGT y habló de potenciales reclamos: “si no hacen nada vamos a tener que tomar medidas porque esto es una promesa de campaña y si el presidente miente qué se puede esperar del gobierno en general”, expresó el ex intendente de Quilmes sin mayores precisiones sobre la modalidad de una hipotética protesta. 
Cabe recordar que la CGT mantiene un perfil predominantemente dialoguista respecto de la administración nacional. Esa posición, que entre otros resultados, consiguió postergar la reapertura de las paritarias pese al marco inflacionario, es discutida en forma interna por facciones minoritarias dentro del conjunto que integra la central obrera recientemente unificada.    

Hoy Marcos Peña expresó que el proyecto oficial tendrá “un carácter retroactivo” y agregó que “la baja que esperamos se verá a partir del primero de enero”.

El referente oficialista informó que el encargado de presentar el texto en el Congreso Nacional será el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, y adelantó que el objetivo será “seguir haciendo más progresivo y más justo al impuesto”. 

Sin  embargo, no aportó detalles sobre el mínimo no imponible. En diálogo con radio La Red, se limitó a decir que “no quiero hacer especulaciones. Tenemos que mirar el costo fiscal de un país que va por el camino de la gradualidad pero que tiene un camino largo”. 

El funcionario informó que ayer el gobierno  el proyecto de ley se enviará al parlamento “antes de fin de año”.  

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS