Un documental refleja la represión a los mapuches en Argentina y Chile

La cadena catarí Al Jazeera estrenó un film realizado por el inglés Glenn Ellis y el argentino Guido Bilbao filmado a ambos lados de la cordillera y con valiosos testimonios.
2 de Febrero de 2018

En sólo 25 minutos un documental estrenado hace dos semanas por la cadena Al Jazeera refleja la situación represiva que soportan las comunidades mapuche que habitan la Patagonia a los dos lados de la Cordillera de los Andes. El prestigioso programa People & Power, de la señal internacional noticiosa de origen árabe, envió a los documentalistas Glenn Ellis y Guido Bilbao para realizar una exhaustiva investigación que se desarrolló entre la desaparición y muerte del joven Santiago Maldonado, en la localidad de Esquel, y el asesinato de Rafael Nahuel, en Villa Mascardi. Son solo dos momentos que la narración recorre para dimensionar el incremento de la persecución que afrontan las comunidades indígenas tanto en Argentina como en Chile.

Conquista del Desierto: secretos olvidados

El documental repasa los orígenes de los primeros conflictos hace 200 años, pero se enfoca en la Conquista del Desierto, como una de las pruebas incontrastables de la violencia sufrida por ese pueblo indígena. A partir de ese eje, la investigación aporta hallazgos que siguen inadvertidos para la prensa argentina, como el depósito de cráneos mapuche que están guardados en el sótano del Museo de Ciencias Naturales de La Plata, que posee una “habitación que dice mucho de la relación del Estado” con la población mapuche. Las imágenes viajan al origen del esclavismo desde las oficinas del Departamento Científico de Antropología, donde el investigador Marcelo Valco dimensiona la presencia de los cráneos recolectados durante la Conquista del Desierto. “Todos los cráneos sueltos solo tienen el parietal de identificación porque son indios del montón”, explica el entrevistado que revela, a partir de la lectura de avisos de la prensa de fines del siglo 19, sobre las ofertas de entrega gratuita de niñas y niños para ser sometidos a la esclavitud como “sirvientitas”.

A partir de una filmación de largo aliento en los rincones patagónicos a los dos lados de la cordillera, los investigadores explican en un lenguaje llano y con imágenes de archivo, la ferocidad de la represión vivida en Chile, el avance de la industria forestal y la resistencia de organizaciones perseguidas penalmente, como la Coordinadora Arauco Malleco (CAM).

Los prejuicios del empresario Jorge Lanata

El trabajo incluye un (hasta ahora) desconocido reportaje al empresario y presentador de televisión Jorge Lanata, que liberó sus acusaciones contra los mapuche y los define sin pudor: “No tenés que pensar en estos indios como los aztecas, son muy básicos no tienen ideología", resume el otrora periodista, que comparte un intento de reportaje al líder mapuche Facundo Jones Huala, detenido en Argentina y cuya extradición es solicitada por la Justicia chilena. En uno de los tramos, donde Lanata increpa al joven, el entrevistado le recuerda que en Argentina “hubo un genocidio entre 1879 y 1885, nosotros tuvimos campos de concentración”, se defiende Jones Huala.

La ferocidad de Lanata para sostener el discurso oficial contra la población mapuche es la puerta de entrada para explorar la dimensión del proceso que late en Chile. “Hubo militarización de zonas de conflicto, y nos vemos obligados a hacernos cargo de la violencia contra nuestro pueblo”, explica Héctor Llaitul, líder de la CAM, entrevistado en un escondite clandestino en Chile.

Benetton y la lucha por la tierra

“Los mapuches afrontan un incremento de conflicto a los dos lados de los andes”, detalla el film antes de sumergirse en la razón más profunda de la situación que se repite a lo largo de toda la Patagonia argentina: “Gran parte de la tierra ancestral mapuche está en manos de magnates como Luciano Benetton que tiene 900 mil hectáreas con una superficie similar a Gales”, explican los documentalistas, antes de reflejar la opinión del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. “El gobierno privilegia a las grandes empresas extranjeras y les molestan los pueblos originarios", dice el titular del Servicio de Paz y Justicia mientras explica la desaparición y muerte del joven Santiago Maldonado. “Según la autopsia se ahogó, pero inexplicablemente apareció en el mismo lugar donde fue visto por última vez tres meses antes. Los antropólogos dicen que no hubo lesiones físicas, pero no se sabe cómo se ahogó Maldonado, hay cosas que no están claras en la investigación", concluye el titular del Servicio de Paz y Justicia.

Del otro lado de los Andes, la investigación viaja a la intimidad de la represión en Chile, especialmente en la provincia patagónica de Araucanía y en la ciudad trasandina de Temuco, ubicada a la altura de la provincia argentina de Neuquén. En el terreno los cineastas muestran la intimidad de los Carabineros, la policía militarizada chilena, cuyo par argentino son los efectivos de Gendarmería Nacional.

Temuco: epicentro chileno de la violencia estatal

“Hay una sensación de que la violencia está fuera de control. Por supuesto que no validamos la violencia, pero no se puede usar como excusa para violar los Derechos Humanos", dice Ana Piquer, directora de Amnistía Internacional Chile. Las imágenes del documental recorren los lugares del conflicto, la acción directa de la CAM, pero también las consecuencias políticas de la aplicación de la Ley Antiterrorista chilena, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Los estragos de ese blindaje represivo tienen pruebas contundentes. Algunas de ellas se pueden apreciar en el documental, donde se ve la violencia policial soportada por niños mapuche, como el asesinato de Isaías. "Lo tenían de rodillas, lo amenazaron, fue muy terrible", cuenta en el film Ada Huentecol Lulivan, madre del menor asesinado en Temuco, mientras muestra las radiografías realizadas a Brandon, su segundo hijo, donde se pueden ver los 30 perdigones que tiene incrustados en su estómago de por vida.

El sargento acusado se llama Cristian Rivera Silva, pero además de documentar la audiencia judicial que el uniformado ignoró, los investigadores de Al jazeera confirman que a pesar de los vejámenes, “ningún policía fue condenado por disparar contra un mapuche”.

Ese interrogante era parte de las preguntas que intentaron formularle al general Cristian Fransani, jefe de las Fuerzas Especiales, pero “se negó a dar una entrevista, al igual que los jefes de las fuerzas argentinas”, que intentaron reportear.

“Es imposible encontrar un lider mapuche que no haya pasado años en prision", sostiene el documental, antes de reflejar el testimonio de Hugo Lican, que estuvo tres años preso acusado erróneamente de terrorismo. "Para mí no es vida, quisiera vivir una vida libre, pero como soy dirigente mapuche me persiguen con controles policiales".

Las pruebas de la situación que atraviesa la población mapuche en Chile incluye el testimonio de Ana Llao: “Vivimos una ola represiva contra los mapuches, no solo encarcelan y asesinan, sino que se han dado el lujo de disparar a nuestros niños", denuncia la mujer. Sus palabras son la antesala del testimonio de Fabiola Antiqueo Toro, que perdió su ojo derecho a pesar de refugiarse en el techo de la Universidad de Temuco durante un operativo represivo reciente.

De Piñera y Macri al asesinato de Rafael Nahuel

El proceso de filmación del documental incluye la elección del empresario Sebastián Piñera como próximo presidente de Chile, que ya ejerció un mandato, como sucesor de Michel Bachelet. “Con la victoria de Piñera, algunos creen que es probable que el conflicto se intensifique”, refleja el film mientras muestra el respaldo del presidente Macri, amigo personal del nuevo mandatario chileno.

La instantánea política de ambos magnates es un puente narrativo para que el film regrese a la Patagonia argentina y haga foco en el asesinato del joven Rafael Nahuel, ultimado por la espalda hace dos meses en la toma realizada por la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu a orillas del Lago Mascardi. El joven murió por una bala de 9 milímetros que ingresó por su glúteo y coincide con las que utilizaron los efectivos del Grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina para desalojar el lugar.

“Han pasado 130 años, pero los mapuches sufren las mismas consecuencias”, concluye la pieza realizada por el inglés Ellis y el argentino Bilbao, en la primera aproximación documental que aporta una mirada global sobre el proceso que se cierne sobre la población mapuche a los dos lados de la cordillera. “Desafío de los Mapuche”, una pieza indispensable y actualizada, que permite comprender y documentar la evolución de un fenómeno sociopolítico clave, que evoluciona inadvertido para la prensa chilena y argentina.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS