Una familia tipo necesita 30 mil pesos para no caer en la pobreza

El dato se desprende de informes del Indec y de CABA que miden los niveles de indigencia y de pobreza. La cifra no incluye el gasto de alquiler, lo que hace más dramática la situación.

Eduardo Sarapura

22 de mayo de 2019

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dio a conocer los valores de las canastas que se utilizan para medir la pobreza y la indigencia, que continúan en una senda de crecimiento alarmante.

La Canasta Básica Alimentaria (CBT – Indigencia) creció en abril un 1,8 por ciento, con respecto marzo. En tanto, la Canasta Básica Total (CBT – Pobreza) subió un 2,6%. Si bien ambas estuvieron por debajo de la inflación general que marcó el Indec para abril (3,4), los porcentajes fueron mayores a los obtenidos en abril de 2018. Por tanto, a nivel interanual (últimos doce meses), ambas canastas incrementaron su valor.

Así las cosas, la variación interanual de la CBA es de 66,1%, mientras que la de la CBT es de 61,5%. Estos números superan a la inflación general interanual (55,8%) por 10 y 5 puntos porcentuales, respectivamente. Esto significa que los principales perdedores del circuito inflacionario son los pobres e indigentes.

El informe muestra también cuánto dinero necesita un individuo y una familia para no caer por debajo de la línea de la pobreza y de la indigencia. En este sentido, un varón adulto propietario de la vivienda necesita $ 3.833,28 para no ser indigente y $ 9.544,87 para no ser pobre.

Una familia propietaria de la vivienda y compuesta por dos adultos y dos menores necesita $ 11.844,84 para no ser indigente y $ 29.493,65 para no ser pobre.

Por su parte, la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires determinó que un varón adulto propietario de la vivienda necesita $ 4.710,06 para no ser indigente y $ 10.845,67 para no ser pobre.

En tanto, una familia propietaria de vivienda compuesta por dos adultos y dos menores necesita $ 14.365,68 para no ser indigente y $ 29.304,13 para no ser pobre.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual