Un impuesto que convalida la devaluación e incentiva la especulación de los sojeros

La decisión del Ministerio de  Hacienda implica un esquema de retenciones móviles regresivo mediante el cual a una mayor devaluación del peso corresponde una alícuota menor. Los afectados, además, tienen la capacidad de influir sobre el mercado de cambios.

Por Alfonso de Villalobos - @alfondevil
3 de Septiembre de 2018

Los anuncios del Ministerio de Hacienda que apuntan a lograr un déficit cero para 2019 incluyeron la aplicación de un impuesto a las exportaciones de $4 para la producción primaria y de servicios y de $3 para el resto de las exportaciones. El nuevo gravamen, concebido como parte de un plan de “emergencia”, regirá hasta diciembre de 2020.

En la misma resolución se acelera el plan de reducción escalonada de la alícuota de retenciones para el complejo sojero que, desde este martes cuando se publique la resolución en Boletín Oficial, se llevarán al 18% pautado hasta hoy para diciembre de 2019.

También podés leer: Confirmaron el nuevo gabinete de diez ministerios, sin Salud, Trabajo y Ciencia

Así las cosas, al tipo de cambio vigente en el momento en que se realizaban los anuncios, los exportadores del complejo sojero debían abonar un impuesto equivalente al 28,5% de sus exportaciones en dólares, un 3% más que lo que debían pagar hasta el viernes. Sin embargo, y sólo por la devaluación del peso ocurrida desde los anuncios al momento en que se escribe esta nota, esa alícuota se redujo a un 28%. Esa disminución de un 0,5%, equivale a casi un 2% en dólares en términos absolutos y se produjo en apenas tres horas.

De este modo, se ha establecido para el complejo sojero una suerte de esquema de retenciones móviles regresivo atado a la devaluación de la moneda con el agravante de que los afectados por el impuesto cuentan con los instrumentos para influir sobre el tipo de cambio.

También podés leer: Dujovne formalizó los anuncios económicos: déficit cero y retenciones

Es que, administrando libremente la liquidación de sus exportaciones pueden afectar la oferta de divisas en el mercado de cambios influyendo ellos mismos en el valor del dólar y en el peso del impuesto que tienen que pagar. Así las cosas, se trata de un incentivo para especular con el grano.

Funcionarios de Hacienda reconocieron en una rueda de prensa posterior a la conferencia del Ministro Nicolás Dujovne que, precisamente, la idea del impuesto es que “caiga en el tiempo”. Funcionarios de Hacienda reconocieron en una rueda de prensa posterior a la conferencia del Ministro Nicolás Dujovne que, precisamente, la idea del impuesto es que “caiga en el tiempo”.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS