Un policial distinto, en la Argentina del '55

La película "Algo con una mujer", de Mariano Turek y Luján Loioco, retrata la historia de Rosa, un ama de casa que a partir de un hecho fortuito decide investigar un crimen.
14 de junio de 2020

Se trata, sin dudas, de lo que se suele llamar un proyecto familiar. Una apuesta poco frecuente en el cine independiente, pero que se hizo realidad con trabajo y compromiso. Algo con una mujer, film que se estrena este jueves en Cine.ar, es una creación de Mariano Turek y Luján Loioco. Ellos son pareja y se conocieron cuando Loioco rodaba su primera película: La niña de tacones amarillos, en 2014.

En ese momento Mariano le comentó a Luján su deseo de adaptar una obra teatral al relato cinematográfico. A ella también le atrajo la historia de una mujer encerrada en su casa, esperando a su marido militante que la dejaba de lado. Desde aquel entonces Turek y Loioco emprendieron un proceso que duró seis años hasta darle forma definitiva a Algo con una mujer. Por un lado, escribieron, dirigieron y produjeron íntegramente el proyecto con su propia productora Libre Cine y, por el otro, durante el proceso, atravesaron el nacimiento de su primera hija: Alfonsina.

“Cuando conseguimos financiación y pudimos hacer el rodaje tenía dos meses. Por una cuestión de locaciones de la época que queríamos narrar filmamos en San Antonio de Areco, lo que supuso una mudanza de toda la familia, con abuelas incluidas, algo difícil pero que es una experiencia única. Compartimos criterios estéticos y admiro la capacidad de trabajo de Luján, nos entendemos y complementamos, así que fue muy bueno trabajar juntos”, cuenta Turek sobre codirigir sin separar lo personal de lo profesional.

La obra La rosa del dramaturgo santafesino Julio César Beltzer llegó a manos de Turek en 2002. “El encuentro ocurrió cuando revisaba la obra de dramaturgos contemporáneos para un proyecto sobre el teatro argentino. De inmediato me sentí atraído por la escritura de Beltzer y por sus imágenes. Adaptar una obra de teatro siempre conlleva un riesgo. Son dos lenguajes distintos. En este caso, en lugar de hacer una adaptación literal, decidimos enfocarnos en los elementos del policial que se encuentran en la historia para darle nuestro toque”, puntualiza Turek.

Loioco, por su parte, reflexiona: “Encarar un film de época como directores y productores independientes ha sido una aventura tan agotadora como gratificante. Nos dio la posibilidad de crear y decidir con libertad, tanto en la puesta en escena como otros aspectos. Nos atraía la época por el clima político y social y también el rol de la mujer en ese entonces".

El film ubica la acción en 1955 en la Argentina (un año marcado por el golpe de Estado contra el gobierno popular de Juan Domingo Perón) y construye su relato desde el policial, más específicamente desde el domestic noir, una variante en la que quien encarna el rol del detective es una persona común: en este caso, un ama de casa, obsesionada por las novelas de detectives, que utiliza sus elementos cotidianos de limpieza y costura para develar un misterio, transformándose así en la heroína de su propio relato policial.

“El ‘55 en la Argentina nos remitía al mundo de los melodramas y de los policiales del cine de aquella época, pero también a un tiempo complejo desde lo político y social y cómo eso se puede traspasar a hechos, por la tensión que había en lo cotidiano. El miedo que genera la soledad puede ser un disparador y le dimos ese perfume de peligro constante a la película. Todo desde la mirada de una mujer que se rebela contra ese mundo dominado por hombres, accionando para definir su destino”, comenta Turek.

Loioco agrega: “Tuvimos un gran trabajo de guión, haciendo foco en universos de época pero cercano y con la mirada actual, destacando el contexto, pero mostrando el sentir de cualquier mujer de esa edad y qué le puede pasar a cualquiera si vive algo como lo que pasa en la película. Creo que era interesante la libertad que tenía una mujer a pesar de las prácticas culturales de la época. La idea es interpelar el hoy con lo que pudo pasar, desde lo ficcionalizado y también desde lo que pasaba en lo político y cómo aún se mantienen algunas antinomias”.

“Terminamos el año pasado la peli, en un momento difícil para la Argentina, para el cine, y no pudimos tener un estreno como queríamos. Hoy nos tenemos que adaptar a que se pueda ver en las plataformas por la pandemia. Esperamos que al ser una película de formato clásico, pueda ser disfrutada por mucha gente”, concluyen, casi a coro, los directores. «

Algo con una mujer

Dirección: Mariano Turek y Luján Loioco. Elenco: María Soldi, Abel Ayala y Manuel Vignau. Estreno: jueves 18/6 a las 22 por Cine.ar TV (repite el sábado). Desde el 19/6 en Cine.ar Play.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual