Un profesional de la violencia encabezó la patota en Tiempo

Juan Carlos Blander, de 59 años, es dueño de la empresa de seguridad Control Star Service, encargada de controlar accesos en grandes recitales. Es conocido por la supuesta venta ilegal de entradas y tiene varias causas en su haber. En 2012 atropelló y mató a un hombre.
6 de julio de 2016

Juan Carlos Blander tiene 59 años y es dueño de Control Star Service, una de las empresas de seguridad vinculada a los eventos musicales más importantes del país. Un profesional de la violencia explícita con antecedentes de agresiones a los trabajadores de prensa. Un golpeador a sueldo que durante la madrugada del lunes recibió la paga de Mariano Martínez Rojas para irrumpir en la redacción de Tiempo Argentino y destrozar las instalaciones de la cooperativa.

“Es un patotero que maneja la seguridad de los recitales. Es un corrupto que hace negocios con la venta ilegal de entradas. Un cagón que te manda la Policía. Siempre deja al hijo a cargo de los eventos”, contó un trabajador de seguridad que suele cruzárselo en los recitales.  

Blander, DNI 12.703.032, trabajaba como seguridad de la Rock and Pop Radio en conciertos internacionales. No son pocos los que lo conocen de verlo en la puerta del Luna Park dirigiendo el ejército de hombres de seguridad. Además fue dueño de “El Hangar” de Liniers y declaró en el juicio a Callejeros por la tragedia de Cromagnon.

“Ser jefe de seguridad no es pasarle un porro a los músicos. Hay que proteger a la gente”, declaró en 2005 en una entrevista que brindó a Página 12.  

Aquellos que lo conocen no dudaron: “Es un hijo de puta. Estuvo reclutando gente para hacer lo que hicieron. Hizo la seguridad de los Rolling Stone y de muchas bandas. Es conocido en el ambiente, estuvo llamando por teléfono a la gente que trabaja en el palo. Los mandó al muere. Ahora está caminando por las paredes.”

Desde hace varios años, Blander tiene un pie en Buenos Aires y otro en Formosa. En 2012 mató a Juan José Aguerre, de 60 años, que trabajaba en la estación de servicios “El Yacaré”. Lo embistió en el cruce de la Ruta Provincial 40 y la Ruta Nacional 119, en Formosa. El matón manejaba un Chrysler 300, dominio IFD-698 y regresaba a Buenos Aires. 

En Formosa tiene una casa sobre la calle José María Uriburu 1970. En Buenos Aires tiene tres domicilios fiscales: Juan Domingo Perón 1059, San Justo. Cerca de allí se lo puede encontrar en Cervantes 1540, Ramos Mejía. También suele estar en Gutiérrez 3950, 5º piso, Departamento B, Capital Federal. 

En enero de 1998 agredió a un fotógrafo de Perfil. En aquella época era el custodio de Cristian Castro  y atacó a trompadas al reportero gráfico Julio Romero. Fiel a su estilo, sorprendió al trabajador por la espalda en la puerta del local bailable El Divino. Blander estaba contratado por la discográfica BMG para el servicio de seguridad personal del cantante mexicano. “Cuando yo me di vuelta para salir, sentí que me empujaban hacia afuera y que me golpeaban detrás de la cabeza. Entonces, perdí clara noción de lo que pasaba. Escuché que me insultaba, mientras trastabillaba por los escalones del ingreso, donde me atajaron mis colegas", dijo el fotógrafo.

Su biografía suma el triste recuerdo de haber sido la última persona que contrató al ex cantante de Memphis La Blusera, Adrián Otero, quien luego de brindar un recital en Formosa organizado por Blander murió  en un accidente automovilístico.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual