Un recorrido para pensar la complicidad mediática con la dictadura

Este sábado se realizará una visita al sitio de memoria de la ESMA con Daniel Cabezas y Pablo Llonto. Recordaran el caso de Thelma Jara de Cabezas, detenida mientras buscaba a su hijo Gustavo (desaparecido) y obligada a posar en una falsa entrevista en la Revista Para Ti como parte de campaña de prensa de la Junta Militar
28 de abril de 2017

A Gustavo Cabezas lo desaparecieron en mayo de 1976, a los 17 años. Casi tres años después, su madre, Thelma Jara, salía del Hospital Español, adonde cuidaba de su marido internado por un cáncer de pulmón, sin dejar su búsqueda incansable para dar con Gustavo y denunciar lo que estaba haciendo la dictadura en el país.

La torturaron en la ESMA y la obligaron a posar en un reportaje falso que publicó la revista Para Ti como parte de la campaña para blanquear la imagen de la Junta Militar. Esta historia, que expone la sórdida complicidad civil y mediática con la que contó la dictadura para llevar adelante su plan político y económico, continúa siendo escrita en los Tribunales, adonde se investiga la operación de prensa y se juzga a sus responsables editoriales. Este sábado desde las 17, al cumplirse un nuevo aniversario del secuestro de Thelma Jara de Cabezas, su hijo Daniel y Pablo Llonto, abogado de la familia, realizarán una visita guíada por el ex centro clandestino de detención de la ESMA,el  lugar donde estuvo secuestrada Thelma. Javier Borelli, presidente de la Cooperativa Por Más Tiempo, oficiará de cronista invitado.  

Este recorrido forma parte de la ya tradicional “visita de las cinco” que organiza el sitio de memoria ubicado en el Casino de Oficiales de la ex Escuela de Mecánica de la Armada. Allí funcionó un centro clandestino de detención por el que pasaron más de 5.000 desaparecidos durante la última dictadura militar. 

Para conocer más los invitamos a visitar el sitio de memoria.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual