Un torneo de fútbol contra el tarifazo

Se jugó la "Copa Aranguren", frente al Ministerio de Energía, para denunciar el fuerte impacto de las subas de la luz y el gas.Fue organizado por la Multisectorial de recuperadas, pymes y sindicatos. Reclaman "soluciones urgentes".
18 de Junio de 2016

"Hay que pagar los impuestos con alegría", pidió el presidente Mauricio Macri a pocos días de haber asumido. Difícilmente, los trabajadores de las empresas recuperadas vayan a pagar con alegría las últimas tarifas, cuyos aumentos oscilan entre el 400 y el 1300 por ciento. El caso más impactante es el de la ex Zanón, que recibió una boleta de gas de 8 millones de pesos. Sí, millones. Ocho. Ante la indiferencia estatal, los trabajadores encontraron que la manera de llamar la atención fue realizar un torneo de fútbol, en la puerta del Ministerio de Energía.

La Copa Aranguren –en honor al ministro de Energía– se jugó a plena luz del día, para no gastar luz a la noche. No había hinchas locales, pero sí muchos visitantes, controlados por la policía. El ancho de la cancha iba del cordón de la vereda a las motos azules de los oficiales; el largo tenía un pequeño arco en cada extremo. El trofeo fue un sol de noche, alzado por los trabajadores del hotel Bauen. El subcampeón se llevó un cheque gigante como símbolo de una orden de compra por 500 velas, mientras que al goleador lo premiaron con una linterna. A diferencia del pago de las boletas, la protesta sí fue con alegría. Y cumplió el objetivo: visibilizar el conflicto y las denuncias.

"Presentamos un amparo judicial, denunciando la ilegalidad de semejante tarifazo. Nuestro reclamo es en defensa de la industria nacional. Así, se hace realmente insostenible porque no es solamente el tarifazo; estamos en un marco de devaluación enorme, apertura de las importaciones, aumento de insumos y caída del consumo", remarca a Tiempo Joaquín Fernández, presidente de Red Textil Cooperativa e integrante de la conducción de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT).

Las protestas fueron convocadas por una agrupación naciente llamada La Multisectorial, que incluye a la CNCT, a la Federación Argentina de Cooperativas y Trabajadores Autogestionados (FACTA), la Unión Nacional de Clubes de Barrio (UNCB), centros culturales, de jubilados, pymes, comerciantes, bibliotecas y sindicatos, entre otros. "Tenemos que estar unidos. También luchamos por el proyecto de ley que presentó el año pasado el FpV, para que el Estado garantice comprar a las cooperativas al menos un porcentaje de lo que compra habitualmente. Además, iniciamos la campaña nacional de Compre Cooperativa", enumeró Fernández, al tiempo que transmitió la respuesta estatal: "Nos dijeron que evaluarán caso por caso. Pero son 12 mil cooperativas… Es imposible esperar tanto. Necesitamos una respuesta urgente".

El informe que detalla los brutales aumentos en las tarifas de luz, gas y agua fue realizado por el programa Facultad Abierta, de Filosofía y Letras de la UBA. Pablo Peláez, uno de los realizadores, explicó a Tiempo: "Además del relevamiento cuantitativo, realizamos un análisis político, ideológico y judicial. Entendemos que hay una clara ofensiva del gobierno actual contra los trabajadores en general y con cierto ensañamiento en particular hacia las empresas recuperadas". Peláez se esperanza con que este informe "logre ayudar a visibilizar la problemática, que es muy grave, y a que el sector se una y se active". «

AySA modificará la forma de facturación del agua para usuarios no residenciales

La empresa estatal Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) evalúa un cambio sustancial en la forma de tarifar su servicio destinado a los clientes no residenciales. Martín Heinrich, gerente general de AySA, aseguró que en los próximos dos años todos los usuarios no residenciales, unos 300 mil, tendrán medidor para el consumo de agua. "Es un objetivo que cumpliremos entre los 18 y 24 meses. Si no sumamos los medidores que faltan en un máximo de dos años, no facturaremos el consumo", dijo a Radio Continental. En la actualidad, unos 100 mil de estos clientes de AySA tienen medidor de consumo de agua.

Heinrich señaló, además, que los usuarios residenciales también podrán contar con medidor, para lo cual deben solicitarlo en forma expresa. Y aclaró que el costo del medidor y la instalación estarán a cargo de AySA.
Según la empresa, muchos comercios se verán beneficiados al pasar de una tarificación del servicio por superficie, como es ahora, a otra que mide los metros cúbicos consumidos.

La nueva modalidad será oficializada por medio de una resolución de la Subsecretaría de Recursos Hídricos, la que está en etapa de elaboración.
Heinrich se mostró cauto respecto de emplear en forma masiva el régimen de tarifas por consumo para usuarios domiciliarios porque "el sistema actual no lo incentiva". «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS