Una clase pública en defensa de la Tecnicatura en Periodismo de la ex ESMA

Taty Almeida, Víctor Hugo Morales y Pablo Llonto encabezaron un acto contra la decisión del Ministerio de Educación de dar de baja la carrera.
6 de Marzo de 2018

Taty Almeida, Víctor Hugo Morales y Pablo Llonto encabezaron este lunes una clase pública en defensa de la Tecnicatura en Periodismo Deportivo de la ex ESMA. Fue frente al Palacio Pizzurno, donde funciona el Ministerio de Educación de la Nación, a cargo de Alejandro Finocchiaro, quien tomó la decisión de no continuar financiando la Tecnicatura en periodismo deportivo en la Casa de la Militancia-H.I.J.O.S., ubicada en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA). Es la única opción pública y gratuita para esa formación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La convocatoria fue organizada por H.I.J.O.S. Capital, la Agrupación Rodolfo Walsh y la Facultad de Periodismo, Universidad Nacional de La Plata.

De la clase y radio pública también participaron los periodistas Gustavo Veiga y Javier Vicente, el ex secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, la ex legisladora Gabriela Alegre y Andrés López, director de la Tecnicatura.

La carrera se dictaba la Casa de la Militancia-H.I.J.O.S., ubicada en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA). Es la única opción pública y gratuita para esa formación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Tecnicatura Superior Universitaria en Periodismo Deportivo es una extensión de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata y es la primera y única instancia pública y gratuita para esta formación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, decidió que no se abran nuevos ciclos.

Desde el 2013, la Tecnicatura funciona en el edificio Casa de la Militancia de H.I.J.O.S., ubicada en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), lugar que fue un centro clandestino de detención, tortura y exterminio durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983). A través de este programa de estudio, cientos de personas se involucran con la historia del país y fortalecen el compromiso con la promoción y defensa de los derechos humanos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS