Una comedia contra la falta de empatía

En Paraanormales, Daniel Veronese revela con una mirada aguda las prácticas discriminatorias de un grupo de padres. "Todos excluimos siempre a alguien", explica el autor y director.
5 de enero de 2020

Decía Charly García que había nacido para mirar lo que pocos querían ver. Ponía así el arte en un acto más íntimamente relacionado con la voluntad que con el talento. No extraña entonces que cuando Matías del Federico le comentó sobre un grupo de WhatsApp en el que padres de primaria debatían y proponían separar a un compañero de sus hijos con síndrome de Asperger, Daniel Veronese haya visto de inmediato en el episodio una obra de teatro: transformar en hecho artístico un acto de discriminación para poder explorar las múltiples aristas que siempre abren estos temas. "Todos excluimos siempre a alguien", sentencia con acierto Veronese.

Y acerca de esa exclusión habla en Paraanormales, que escribió con el mismo Del Federico y tiene un elenco integrado por Paola Barrientos, Marina Bellati, Laura Cymer, María Figueras, Carlos Portaluppi y Gonzalo Suárez. La obra se construye a partir de un grupo de padres que pretende echar del curso a un compañero de sus hijos que tiene síndrome de Asperger. La directora se une a ellos y entre todos arman una estrategia para comunicarle la noticia a la madre del chico. Cuando la expulsión parece inevitable, se produce un giro inesperado.

"Hay gente con pensamiento más radical o con un sentido social más inclusivo que tiene una mirada distinta sobre este tema. Pero en realidad creo que es un tema muy de hoy: a quién incluimos y a quién excluimos", destaca Veronese. Y aclara que la obra evita meterse con los juicios morales. Más bien intenta "ver las circunstancias en las que se excluye, y también las cosas que se puede llegar a argumentar y decir: incluimos en la obra textos del WhatsApp sobre una realidad que es bastante salvaje". Algo que pone en evidencia que la discriminación es un asunto adulto: "Los chicos son más abiertos, más inclusivos. Pero llevan a la escuela cosas de la casa", señala el director.

Y la comedia también es el mejor tono para que la gente se sienta involucrada. "Prejuicios tenemos todos, tampoco me pongo afuera". Por las dudas, Veronese recuerda Gorda, la obra en la que un hombre enamorado de una mujer que es censurada por sus amigos –precisamente por su peso–, no soporta más las cargadas y termina dejándola.

"Hacíamos debates de que no hay que discriminar pero las cosas que se decían de la gordura eran muy violentas, y la gente se reía. Y terminaban diciendo no hay que excluir a los gordos y qué malo el prejuicio, pero si se le acerca un negrito dice sacámelo de acá. Y discrimina frente a los chicos", puntualiza. En simultáneo se da una situación de "chicos en un tiempo en el que estamos en un área de inclusión, de empoderamiento de la mujer, del cambio de género; hay una serie de cambios que se viven y la sociedad no está preparada para aceptarlos. Por eso, más que de un chico discriminado, habla de los padres que se quejan de su presencias". Y completa comentando que conoce muchos casos similares en otros ámbitos o sobre otros temas, pero que les pibes siempre terminan "incluyendo, aceptan al otro como algo normal. Conozco un caso que tienen un compañero hiperquinético y aceptan que se levante y camine y la clase siga. Eso es emocionante".

Se produce entonces una comparación con la educación que recibió su generación, que sería más cercana a la de esos padres que discriminan. "Yo no fui criado así –revela–. Fuimos criados para segregar al distinto en varios terrenos, como una necesidad de la exclusión". Sin embargo, no se muestra pesimista y dice que "la arremetida que últimamente hubo contra los homosexuales o los trans en barrios como Palermo son más manotazos de ahogado, porque los chicos de hoy son distintos".

"Me considero un comunicador social", dice en otra sintonía no buscada con la frase de Charly. "Voy a comunicar algo y quiero que la gente acepte eso que digo. Es un diseño, un recorte de la realidad, no es la realidad. Y necesito que la gente se lleve impresa esa expresión, que es particular y única: quiero que la gente se sienta modificada", concluye.



Paraanormales

Dirección: Daniel Veronese. Miércoles, jueves y viernes a las 20:30; sábados 20:30 y 22:45; domingos 20:30. Multiteatro, Av. Corrientes 1283.

Paraanormales

Dirección: Daniel Veronese. Miércoles, jueves y viernes a las 20:30; sábados 20:30 y 22:45; domingos 20:30. Multiteatro, Av. Corrientes 1283.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual