Una diputada revirtió su postura a favor del aborto legal después de las "maldiciones" de la Iglesia

Se trata de Aída Ayala, de Chaco, quien sufrió presiones junto a su familia. Dijo que si el proyecto vuelve a la Cámara Baja, no votará a favor.

12 de Julio de 2018

Aunque muchos traten de ocultarlo o de negarlo, siempre se supo que tanto legisladoras como legisladores sufrieron presiones de parte de la Iglesia o se instituciones religiosas para oponerse al proyecto de Ley por el Aborto legal, seguro y gratuito, y esta semana le llegó el turno a la diputada chaqueña por Cambiemos Aída Ayala, quien sucumbió ante los embates y anunció que si el proyecto vuelve a la Cámara Baja, no volverá a votar a favor, como lo hizo en la histórica sesión del 13 y 14 de junio.

En declaraciones con La Radio, de Chaco, aseguró: "Yo he recibido de parte de la Iglesia maldiciones. Que me hagan a mí, pero lo viví con mis hijas. El cura me excomulgó". Si bien primero se refirió a la Iglesia como institución, después fue más específica y responsabilizó a "fieles católicos que rodean a los curas", quien no sólo se metieron con la diputada, sino también con su familia.

También podés leer: Preocupación ante la violencia creciente contra quienes adhieren al aborto legal

“No voy a acompañar más, pero no porque haya cambiado mi voto sino porque no puedo tener la soberbia de creer que represento con mi voto a todos los chaqueños. No se puede imponer una ley cuando la mayoría de la comunidad está en desacuerdo", fundamentó su nueva postura, a pesar de que repitió y sostuvo todos los argumentos por los que había votado a favor hace menos de un mes: "No se votaba aborto sí o aborto no. Nosotros tenemos que reconocer que el aborto existe. Entonces nos planteamos si queremos que siga siendo clandestino o ver de qué manera el Estado se hace presente. Voté porque estaba convencida que era la única manera que el Estado tome ese tema y esperaba que alguien diga de qué otra manera el Estado se hace presente. Voy a seguir insistiendo en que el aborto existe y que la única manera es la educación, que fracasó. Desde el lugar en que esté voy a seguir luchando para que exista un equipo interdisciplinario y un gabinete formado por especialistas que dé realmente educación en las escuelas".

También podés leer: Se profundiza el adoctrinamiento en los colegios en contra del aborto

Y antes de cerrar la entrevista radial, volvió a criticar la situación legal actual y el tanto del Estado como de la Iglesia: "Desde mi lugar pretendí aportar un granito de arena para que la mujer se acerque al Estado. La mujer hoy es asesina o es pecadora. Si va a la Iglesia, la echan y si va al Estado la tienen que poner presa".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS