Una marcha multitudinaria con reclamo al gobierno nacional

Unas 80 mil personas se movilizaron el viernes a Plaza de Mayo.
12 de Agosto de 2017

En la calle, bajo un cielo cargado, unas 80 mil personas se movilizaron el viernes a Plaza de Mayo con la foto de Santiago Maldonado como única enseña común. Un reclamo categórico que encontró eco en el escenario ocupado por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Abuelas de Plaza de Mayo; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Adolfo Pérez Esquivel, del Servicio de Paz y Justicia; el exjuez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni; Horacio Verbitsky, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y representantes de otros organismos de Derechos Humanos, que activan fuertemente la causa. Y además, Sergio y su esposa –hermano y cuñada del joven desaparecido– que viajaron desde Bariloche para participar del acto.

En el palco, luego de que los organismos hicieran público un documento, Sergio leyó un escrito de Santiago. Al finalizar, profundamente conmovido, se dirigió directamente a él: "Santiago, te quiero ver, estoy orgulloso de vos". Luego le prometió que la iba a "pelear hasta el final", y agregó: "No me importa un carajo lo que me pase, quiero a Santiago con vida".

"Exigimos a la ministra (Patricia) Bullrich que aparte a la Gendarmería Nacional de toda instancia de investigación y la retire de la Ruta Nacional Número 40 donde sigue apostada en señal de amedrentamiento." Este fue uno de los reclamos centrales del documento que leyeron los diversos organismos.

El texto agrega: "La desaparición forzada es algo que se construye día a día y se basa en la impunidad. Denunciamos hoy al Gobierno Nacional por este hecho y llamamos la atención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que tiene en su poder un recurso extraordinario para garantizar la integridad física de la comunidad mapuche del Cushamen, y que desde mayo de este año, cuando el Poder Judicial de Chubut rechazó la medida de protección, lo tiene sin resolver".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS