Rodríguez Larreta no comparte, pero acata las medidas de Nación

"Ya expresamos nuestro desacuerdo con la restricción de circulación. La vamos a respetar de acuerdo con el espíritu que nos transmitió el Gobierno Nacional", expresó el jefe de gobierno porteño. Horarios, circulación, movilidad y espectáculos; qué se podrá hacer y qué no en la Ciudad de Buenos Aires.

(Foto: Gobierno de la Ciudad)
8 de abril de 2021

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dio detalles de las nuevas restricciones en la Ciudad de Buenos Aires y se diferenció del Gobierno Nacional al anunciar que los bares y restaurantes cerrarán a las 23 horas, pero aquellas personas que ya estén dentro podrán quedarse hasta las 00. Además, dispuso que aquellos trabajadores y trabajadoras públicos que no estén abocados a tareas de COVID-19 volverán al teletrabajo. También ratificó que las escuelas continuarán abiertas y que los comercios no esenciales abrirán a las 10 de la mañana.

En una conferencia de prensa desde la sede de Gobierno en Parque Patricios, Rodríguez Larreta informó que a partir del viernes 9 de abril “bares, cines y teatros cerrarán sus puertas a las 11 de la noche y no se podrá entrar. Los que estén adentro se podrán quedar hasta las 12”. Además, confirmó la medida anunciada ayer por el presidente Alberto Fernández de prohibir la circulación entre las 00.00 y las 06.00 de la mañana. Sin embargo, no explicó cómo controlarán que las personas que se queden en los locales gastronómicos hasta las 00 horas vuelvan a sus casas cuando ya rige dicha limitación.

“Ya expresamos nuestro desacuerdo con la restricción de circulación. La vamos a respetar de acuerdo con el espíritu que nos transmitió el Gobierno Nacional. Es una norma que busca evitar las concentraciones de gente, no para aquellas personas que vuelven de su trabajo. Para escalonar la movilidad a la mañana, los comercios que no son esenciales van a abrir a las 10 horas. Los casinos, bingos y espectáculos masivos se van a suspender. Vamos a promover el teletrabajo para todas las actividades que se puedan y los empleados de la ciudad que están abocados al coronavirus, seguirán con la presencialidad. Para el resto volvemos al teletrabajo, le pedimos lo mismo a las empresas privadas”, afirmó el jefe de Gobierno.

Desde la administración porteña, interpretan que la restricción a la circulación dispuesta por el Gobierno Nacional no apunta a quién está volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial, sino a evitar las concentraciones de gente.

Por su parte, el vicejefe Diego Santilli dijo que van a reforzar los controles en el espacio público, en las zonas comerciales y gastronómicas, en el transporte público y en los centros de trasbordo. “Hemos dialogado para sostener el trabajo en el sector gastronómico y la salud de la gente, en ese equilibrio estamos trabajando y por eso aplicamos de esta manera. Dialogamos esta medida y la tomamos de esta manera.  Vamos a aplicar los controles fortaleciendo y entendiendo que de 0 a 6 hay trabajadores que van y vuelven a sus trabajos. Son actividades esenciales que hay que aplicar con sentido común”, explicó.

El último reporte sanitario indicó que se registraron 2675 casos positivos. Según los registros, se pasó de 1000 casos diarios a principio de marzo a más de 1900 promedio por día y la tasa de contagiosidad se elevó por encima de 1% . La ocupación de las camas de Terapia Intensiva ascendieron del 30% al 40% de su potencial. “Estamos en la segunda ola y estos datos nos prenden la alarma. Hoy tomamos la decisión de reprogramar las intervenciones que no son urgentes para destinar camas a pacientes COVID”, anunció Larreta. Además, dijo que espera que el Gobierno Nacional les envíe las vacunas prometidas para completar la vacunación de los mayores de 70 años para fines de la próxima semana.

Por su parte, la ministra de Educación, Soledad Acuña ratificó las escuelas abiertas a pesar de los reclamos del sector docente por los contagios. “Vamos a trabajar fuertemente para garantizar la presencialidad teniendo en cuenta el contexto. Sabemos el daño que causó un año sin presencialidad por eso vamos a hacer el esfuerzo para que los chicos puedan cumplir aunque sea con una jornada simple en las escuelas”, indicó.

Por su parte, el jefe de Gabinete Felipe Miguel confirmó que los espacios cerrados como los gimnasios seguirán funcionando. “Hay más de 150 protocolos para diferentes actividades. Vamos a seguir controlando las reuniones sociales y si no se cumplen, se van a aplicar las sanciones que corresponda. Va a estar el 911 para los vecinos que detecten alguna irregularidad”, adelantó. También se va a liberar el estacionamiento para quienes quieran movilizarse en auto para el uso del transporte público.

Al ser consultado por el llamado “a  la resistencia” por sectores de Cambiemos, Rodríguez Larreta dijo que “el comunicado de la mesa de Juntos por el Cambio no llama a no cumplir una norma”. “Las normas están para cumplirlas y nuestra responsabilidad es hacerlas cumplir. Respetando el espíritu que es evitar las concentraciones de gente”, finalizó.


Las medidas

Nocturnidad: tal como lo estableció el Gobierno nacional, en los bares, restaurantes, cines y teatros se van a cerrar las puertas a las 11 y no se va a poder entrar. Quienes para esa hora todavía se encuentren dentro, pueden quedarse a terminar su comida o su función y retirarse antes de las 12 de la noche. Los negocios gastronómicos pueden reabrir a las 6.

Restricción a la circulación: según manifestó el Gobierno nacional esta medida no apunta a quien está volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial, sino a evitar las concentraciones de gente.

Movilidad: los comercios no esenciales abrirán a partir de las 10 de la mañana con el fin de escalonar la movilidad de la mañana y evitar que se generen aglomeraciones de trabajadores, estudiantes y docentes.

Los espectáculos masivos se van a reprogramar y van a cerrar los casinos y los bingos, según manifestó el Gobierno nacional.

Teletrabajo: se recomienda reducir al máximo posible la cantidad de personas en los lugares cerrados. Gran parte del equipo de Gobierno se encuentra abocado a tareas vinculadas al COVID-19 y en atención al público: en centros de testeos, vacunatorios, hoteles, aeropuertos y call center. Todo el resto va a trabajar de forma remota y la Ciudad le pide al sector privado que acompañe la medida.

Libre estacionamiento: se va a liberar el estacionamiento en la Ciudad para que todos aquellos que deban movilizarse puedan usar el auto y eviten el uso del transporte público, que se encuentra especialmente destinado para trabajadores esenciales, como también dispuso el Gobierno nacional.

Fiscalización y controles: se van a reforzar los controles en el espacio público, en las zonas comerciales y gastronómicas, en el transporte público y en los centros de trasbordo, para garantizar el cumplimiento de los protocolos y que las distintas actividades puedan seguir funcionando de manera segura

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual