Uruguay comenzó a vender marihuana en las farmacias

Es parte de la nueva legislación que regula el mercado del cannabis. Podrán comprar 10 gramos semanales a un costo de 1.30 dólares.
19 de Julio de 2017

Uruguay comenzó a vender marihuana producida bajo control del Estado en farmacias en el paso final para implementar una inédita ley que reguló el mercado del cannabis en el país sudamericano hace casi cuatro años.

La marihuana se podrá comprar en farmacias en envases de 5 y 10 gramos aunque en la primera etapa de la normativa se pondrán a la venta solo envases de 5 gramos a un costo de 1.30 dólares el gramo. La obtención de la hierba será de forma individual y con un límite de 10 gramos por semana de consumo.

Los registros realizados por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), Uruguay cuentan con 6.617 cultivadores domésticos registrados y 51 clubes de membrecía inscritos. El Instituto difundió la lista de los locales farmacéuticos habilitados.

Para registrarse como consumidor se deberá ser mayor de 18 años, contar con la ciudadanía uruguaya legal o natural y la residencia permanente debidamente acreditada.

Otro de los requisitos es que las personas no estén registradas en alguna de las otras vías que prevé la ley como el cultivo doméstico o membrecía en un club cannábico-, ya que está prohibido acceder por varios sistemas.

La nueva legislación entró en vigencia luego de varias postergaciones. El registro de consumidores habilitó el acceso legal al uso recreativo de la marihuana con base en la ley aprobada en 2013 durante el mandato del presidente José Mujica para la regulación de la producción y compraventa de la sustancia.

El ex presidente y actual senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), José Mujica, se refirió sobre la venta de marihuana legal y manifestó: “Vender marihuana legal en las farmacias es una forma de mostrar que podemos controlar e identificar a los consumidores".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS