Vidal apuntó duro a los maestros al inaugurar las sesiones: "No se puede negociar con una fecha límite"

Les pidió que no pongan a los alumnos de rehenes a horas de que los gremios definan si van al paro. Defendió la oferta oficial y cuestionó el ausentismo. Les achacó la falta de calidad educativa. En materia legislativa, sólo anunció una reforma judicial.

En la apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense, la gobernadora María Eugenia Vidal eligió como blanco de las críticas a los docentes y alejó posiciones antes de que acercarlas en plena negociación salarial. A horas de que anuncien si van al paro en el arranque de clases, la mandataria les pidió que no pongan de rehenes a los alumnos y los criticó por pensar sólo en el salario y no en la calidad educativa.

A lo largo de 43 minutos, la mandataria repasó frente a diputados, senadores, ministros, funcionarios nacionales y militantes los logros de los últimos dos años, anunció una amplia reforma judicial y más obras públicas pero dedicó los párrafos más salientes a la pelea que mantiene hoy con los gremios docentes con quienes no llegó a un acuerdo cuando sólo restan tres días para que se inicie el ciclo lectivo en la provincia.

Vidal consideró que no es posible negociar con “una fecha límite” y remarcó que es el único sector de la administración provincial que pone al gobierno en esa situación, algo que no pasa con el resto de los gremios estatales. Defendió, además, la oferta realizada a los maestros que incorpora por primera vez un plus por presentismo con el objetivo de bajar el número y el gasto en licencias docentes.

“No podemos seguir dialogando sobre qué es lo mejor para los chicos pensando que para eso hay una fecha límite”, dijo y agregó: “Y menos si tomamos que esa fecha es el comienzo de clases que pone de rehenes a los alumnos y que cada febrero hace que los padres sigan sufriendo la incertidumbre de no saber si van a empezar las clases a tiempo o no”.

La gobernadora defendió la propuesta realizada al Frente de Unidad Docente en las tres reuniones paritarias que mantuvieron en los últimos 20 días, 15% en tres cuotas y sin cláusula gatillo, que fue rechazada por los gremios. Y aseguró que durante su mandato los salarios de los maestros “no perdieron poder adquisitivo” ni en 2016 ni en 2017.

“Con y sin cláusula gatillo los salarios docentes y los de todos los trabajadores de la Provincia equipararon a la inflación en los últimos dos años”, dijo y agregó que el año pasado, “después de 17 días de paro, los docentes terminaron cobrando el mismo aumento que el resto de los trabajadores de la Provincia que no hicieron paro”. En este punto, aseguró que van a encontrar “los mecanismos” para “cuidar el poder adquisitivo de los docentes”.

En este marco y corriendo ya el eje de lo salarial, Vidal habló de la calidad educativa que hoy le falta a las escuelas públicas provinciales y lanzó una pregunta: “¿No es evidente que muchos de nuestros chicos no están aprendiendo?”, dijo y agregó en un claro mensaje a los gremios que “los problemas no se resuelven con un aumento de sueldo, con inaugurar una escuela o con decir que el aplazo estigmatiza. No se resuelven rechazando las evaluaciones”.

En un claro cuestionamiento a los sindicatos docentes dijo que los problemas “no se resuelven defendiendo que alguien que está al frente del aula no tenga título docente cuando hay docentes recibidos sin trabajo”. Fue otro dardo a los gremios que se opusieron al cese de 7 mil docentes por no contar con título habilitante.

Vidal apeló a los números para mostrar que es necesario discutir el ausentismo docente y que el reconocimiento salarial para los que no faltan ni paran que propone es válido. Dijo que “hoy el 40% de nuestros chicos en la escuela primaria tiene más de un docente por año, y de esos, el 20% tienen más de dos”.

“Cuando hablamos de presentismo, no se trata solo de cuánto gasta el Gobierno de la Provincia en suplencias, sino de cuál es el impacto que el ausentismo tiene en nuestros chicos y en su capacidad de aprender”, remarcó y puntualizó que quiere discutir “el abuso, las licencias truchas y el ausentismo del 17%” en las escuelas públicas contra el 5% de las privadas.

“El fondo de la discusión es que no todo da lo mismo. Que esforzarse, cumplir, aspirar a la excelencia tiene un valor distinto que no hacerlo. Si los adultos no podemos ponernos de acuerdo sobre eso, no vamos a poder mejorar en nada la educación de nuestros chicos”, dijo al cerrar el capítulo docente que fue el que centralizó su mensaje.

Reforma judicial

En el arranque de su discurso,Vidal habló del logro más importante de sus dos años de mandato: la actualización del Fondo del Conurbano por el que la provincia recibirá este año 40 mil millones de pesos y 65 mil millones en 2019. En este punto criticó a sus antecesores y al peronismo por no haber dado la pelea.

“En silencio, durante muchos años, importaron solo los votos de los bonaerenses pero no su esfuerzo ni sus necesidades. En 15 años ningún Gobernador quiso dar esta discusión. Tampoco ningún Presidente”, dijo y subrayó que “nosotros no nos quedamos callados”. Llevamos el reclamo al Congreso, a la Justicia, dialogamos con el Presidente y los gobernadores, y en menos de dos años logramos firmar un acuerdo histórico que recupera el Fondo del Conurbano”.

Aclaró, no obstante, y en respuesta a los gremios que argumentan que la provincia tiene fondos para otorgar una suba salarial digna, que “este año vamos a recibir los mismos fondos que el año pasado” porque la Nación ya transfería esos fondos cada año “para cubrir todas las urgencias que tiene la Provincia y que no pueden esperar”. “El Fondo del Conurbano le pone nombre a esa ayuda y la garantiza a través de la coparticipación”, resumió.

En materia de agenda legislativa, el anuncio más importante fue el relacionado con la reforma judicial que enviará a las cámaras y Los cambios ya habían sido anunciados el año pasado, en especial la reforma del Código Procesal Penal. “No puede ser que una persona acusada de delitos graves pueda recurrir hasta siete veces a la Justicia para que diga si es culpable o inocente y seguir gozando de su libertad. Y mientras tanto, están en la calle”, sintetizó.

También anunció que modificarán el proceso de selección de quienes hoy imparten justicia. “Vamos a poner el foco en cómo se eligen los jueces de la Provincia. El mérito, la trayectoria y la capacitación específica deben volver a ser un valor y no las relaciones políticas o judiciales”, dijo y lo hizo extensivo también a los procesos de destitución de los funcionarios judiciales. “Quienes no cumplan su tarea como es debido no pueden mantenerse indefinidamente en sus cargos”, advirtió.

No hizo mención, sin embargo, a la reforma política ni a la necesidad de impulsar el voto electrónico en la provincia. Tampoco habló de la reforma previsional provincial para hacer “más sustentable” al Instituto de Previsión Social (IPS).

Vidal tampoco se metió en los temas de la actualidad nacional como la despenalización del aborto o la atención de los extranjeros en los hospitales. Sólo se limitó a repetir los logros económicos que el presidente Mauricio Macri destacó hoy en su discurso en el Congreso. “En dos años bajamos la inflación casi a la mitad, de 40 a 25, va a seguir bajando este año”, dijo antes de repetir las palabras del jefe de Estado: “Lo más duro ya pasó”.

A diferencia de los años anteriores, esta vez Vidal tuvo hinchada propia. La militancia de Cambiemos copó los palcos de la cámara de Diputados y aplaudió y ovacionó a la mandataria en los párrafos más fuertes de su discurso. No faltó tampoco el tradicional "sí se puede" casi al final del mensaje. Los legisladores de la oposición, tanto el massismo como de Unidad Ciudadana, por su parte, le pusieron color al recinto al colocar pancartas contra el cierre de escuelas en sus bancas. El único legislador de la Izquierda, en tanto, llevó pañuelo verde en favor del "aborto legal ya".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS