Vidal aumenta los peajes en las autopistas a La Plata y la costa Atlántica

La empresa estatal Aubasa propuso aumentar hasta un 28% para recorrer los 50 kilómetros que separan La Plata de la Ciudad de Buenos Aires y hasta un 20% en las rutas del Corredor Vial Atlántico. En la 2 y la 11 cada peaje pasaría a $90.
11 de Septiembre de 2018

La gobernadora María Eugenia Vidal aumentará entre un 20% y un 28% los peajes en las rutas y autopistas en las que opera la empresa estatal Aubasa. En una audiencia pública realizada en la capital bonaerense se anunció que las tarifas en Ruta 2 y 11 pasaran a costar $90 en cada estación de peaje, con lo que el costo de un viaje a Mar del Plata se elevará en más de cien pesos. En la Autopista La Plata Buenos Aires habrá que pagar $32 en hora pico.  

Las audiencias públicas para tratar las nuevas tarifas para el uso de las rutas del corredor del Atlántico y la autovía La Plata-Buenos Aires se realizaron este lunes y martes en el Pasaje Dardo Rocha de la capital bonaerense. Allí, la concesionaria bonaerense propuso para las rutas que conforman el Corredor Vial del Atlántico (rutas 2, 11, 36, 56, 63 y 74) llevar las tarifas en los peajes de Samborombón y de Maipú, sobre ruta 2, y en La Huella, en ruta 11, de 75 a 90 pesos. El aumento significará un 20 por ciento.

En la Autopista, para los peajes de Dock Sud y de Hudson la concesionaria propuso aumentar la tarifa entre un 25 y un 28 por ciento: cada peaje pasaría de $20 a $25 en hora no pico y de $25 a $32 en hora pico. En las estaciones de peajes de Berazategui, Quilmes y Bernal, pasarían a costar $18 y $22, hasta un 22% más.   

Con esas tarifas propuestas por Aubasa, un viaje desde CABA a Mar del Plata o Pinamar pasaría a costar $488 por vehículo: $360 ida y vuelta por las rutas 2 y 11, más los $128 de la ida y vuelta por la Autopista La Plata Buenos Aires.  

De la audiencia pública, que no es vinculante, participaron representantes de Aubasa, de los municipios involucrados en las trazas y de distintas entidades de consumidores. En ese escenario, el Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, Walter Martello, reclamó “prudencia” a la empresa estatal porque “la gente ya no soporta ningún aumento más”.

Martello recordó que los ingresos de la empresa concesionaria del corredor Vial Atlántico y la Autopista Balbín, se multiplicaron en los últimos años. “Sólo en 2017 tuvo un excedente a favor de más de $236 millones”, advirtió.

El Defensor del Pueblo destacó que el traspaso de la concesión de manos privadas a Aubasa implicó que se realicen inversiones, pero recordó que el presidente Mauricio Macri advirtió sobre la emergencia económica que prevé un 42% de inflación y un 34% de pobreza para este año.

“Las empresas del Estado deben mantener un equilibrio y postergar la aplicación de medidas que puedan incrementar el círculo de empobrecimiento, como son los mayores costos de combustibles y peajes que serán trasladados a precios por los empresarios”, advirtió.

Con el aumento propuesto para la Autopista, ir y volver a La Plata desde Capital Federal, en horario pico, saldrá $128 pesos, esto es, un 28% más de lo que cuesta actualmente. El aumento implicaría un impacto en el bolsillo de los que viajan en auto, de lunes a viernes, para trabajar de no menos de $2600 mensuales, solo en peajes.

“La autopista La Plata-Buenos Aires tiene apenas 50 kilómetros y el costo por transitarla se encuentra entre los más caros del país”, señaló el defensor del pueblo. Como paliativo un descuento de 10% en todas las categorías a los usuarios que tengan Telepase, que sumaría un 5% adicional los domingos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS