Vidal sigue sin llamar a los docentes: van al paro el viernes

Los gremios impulsan una jornada provincial de lucha de 48 horas que incluye un paro previsto para el final de esta semana. Ya van más de 50 días sin convocatoria por parte del gobierno provincial.

11 de Junio de 2018

Finalmente, tras más de cincuenta días de diálogo estancado, y luego de consultar el mandato de sus bases durante la semana pasada, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (integrado por los sindicatos Amet, Feb, Sadop, Suteba y Udocba) resolvió llevar adelante un Paro Provincial Docente este viernes 15 de junio y efectuar una Jornada Provincial de Protesta el próximo martes 19 de este mes.  

“El Gobierno de Vidal continúa profundizando el ajuste en Educación y volviendo a dilatar la resolución del conflicto salarial, llevando más de 50 días sin convocar a Paritarias”, manifestó el Frente en un comunicado conjunto.

“El salario docente está congelado desde octubre de 2017; sin embargo, la política económica ha impactado fuertemente en el poder adquisitivo con un deterioro superior al 12%” marcó el FUDB.

“Las problemáticas educativas, que obstaculizan el desarrollo de las clases y vulneran el Derecho Social a la Educación, siguen sin resolución”, afirmaron.

La semana pasada, tras el Plenario del Suteba, el Secretario General del sindicato Roberto Baradel planteó: “Los chicos están en las aulas y, aún así, nos clausuran el diálogo. Los docentes estamos perdiendo nuestro poder adquisitivo y las problemáticas en la escuelas se acentúan cada día".

En esa línea, la secretaria adjunta María Laura Torre marcaba: “Tenemos salarios congelados desde diciembre del 2017. Volvemos a rechazar el presentismo, ya lo dijimos: no vamos a cambiar salud por salario. El nuevo sistema de licencias está desbordado, hay chicos que no tienen clases día por medio porque no le designan suplentes. Lo mismo ocurre con la pelea respecto al IOMA y el IPS", aseguró.

Por su parte la también secretaria adjunta Silvia Almazán señaló: “Los problemas de infraestructura y Servicios Alimentario Escolar se sufren en cada una de nuestras escuelas”.

Baradel advirtió: “Le exigimos a Vidal que nos convoque a discutir paritarias y resuelva los problemas de la educación pública. Basta, no vamos a seguir esperando. Si no escuchan, vamos a profundizar las medidas de acción para defender la escuela pública, el derecho social a la educación y los derechos de los docentes", anticipó. Este lunes, llegó la confirmación de la concreción de las medidas.

La posición del Gobierno provincial

Según pudo saber Tiempo, desde el Gobierno de la Provincia no hay todavía fecha definida para una nueva reunión, mientras se monitoreará el impacto y los alcances de la medidas impulsadas por los sindicatos desde esta semana y, a partir de allí, se evaluarán los pasos a seguir.

Desde la administración provincial, destacan y defienden el último ofrecimiento efectuado a los docentes en abril pasado: en principio, un incremento salarial del diez por ciento en el primer semestre de 2018, pagadero en tres tramos: 5 por ciento retroactivo a enero (se abonó a cuenta de la paritaria en abril, en el salario correspondiente a marzo), tres por ciento en abril (abonado en mayo, a cuenta de la paritaria), y dos por ciento abonado en junio con el salario de mayo, más mil pesos de presentismo, también a cuenta de la paritaria.

En ese sentido, se destacó desde la administración provincial que con esa propuesta el salario promedio de un docente con presentismo pasa de $ 24.659 a $27.500 y el salario inicial de un docente ingresante con presentismo pasa de $ 12.500 a $ 14.250 mensual.

También marcaron que el ofrecimiento incluía volver a sentarse a discutir  incrementos para el segundo semestre en este mes. Entre los motivos por los cuales el gobierno provincial decidió no convocar por el momento a una nueva reunión, se encuentran con que entienden que lo sindicatos hacen un “uso político” de las demandas docentes, además de negarse a discutir temas como el presentismo. “La Provincia pierde 19000 millones de pesos anuales por el presentismo”, se marcó a este medio.

Conceptualmente, entienden que no solamente lograron, más allá de algunos paros, seguir en las negociaciones paritarias con “los chicos en las aulas”, sino que alcanzaron una relación directa con el docente y que en ese sentido sumaron un diez por ciento a los salarios en el primer semestre más mil de presentismo y de esta manera el docente “no pierde contra la inflación” en los primeros seis meses del año. “El docente ya no es rehén de la discusión política”, sostienen.

Mientras los sindicatos reclaman una nueva reunión, desde la Provincia sostienen que son los gremios quienes no quieren cerrar el acuerdo por cuestiones políticas. Y con vistas al futuro, no descartan seguir con la paritaria abierta indefinidamente, mientras concretan, de hecho, recomposiciones salariales en el segundo semestre.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N