Vitico: “Que no me vengan a decir que el rock está muerto”

El mítico cantante, bajista y compositor se presentará al mando de Viticus en The Roxy. Encuentros y desencuentros en la vuelta de ¿Riff?

Por Diego Gez - @diegogez
7 de Febrero de 2019

El año que recién comienza amenaza con transformarse en uno de los más movidos para un bajista histórico del rock nacional. Después de tener un 2018 en el que rearmó a Riff, ahora es tiempo de volver con un proyecto que cuida y alimenta desde hace más de quince años.

Tanto movimiento a Víctor “Vitico” Bereciartúa no lo agita en absoluto, al punto de aclarar que a sus recién cumplidos 70 años continúa buscando lo mismo que cuando comenzó a tocar hace ya más de cinco décadas. “Yo siempre quiero hacer música y no busco otra cosa”, dice cuando se lo consulta por lo que será el regreso de Viticus -sábado 16 de febrero en The Roxy- después de varios meses sin un show en capitalino. “Tengo la suerte de tocar en dos bandas que son buenísimas y me siento muy feliz por eso. Es verdad que hace unos meses que no tocamos en capital, pero lo cierto es que no se puede tocar en dos bandas al mismo tiempo (risas). Volver con Riff fue muy bueno, pero tuvimos que ponernos a la altura con los ensayos y el trabajo que significa una banda como esa. Así Viticus entró a boxes pero ya estamos dispuestos a salir nuevamente, y por eso este show será un gran momento para volver a encontrarnos con quienes siguen al grupo. Mi objetivo principal es que la gente se vaya mejor de lo que vino, y si lo que escuchó le dura el resto de la semana, entonces cumplimos”, aclara El Canciller charlando con Tiempo.

La idea de la banda es repasar los temas de “Equilibrio” (último disco de Viticus editado en 2017) pero también algunos clásicos de Riff. “A esta altura de mi carrera no puedo dejar de tocar esos temas, ni tampoco quiero hacerlo. Pero vamos a tocar varios temas de nuestro último disco también porque el álbum es muy bueno, sobre todo porque siento que no fue promocionado como corresponde. Por otro lado, este es un grupo que sigue grabando, tenemos temas nuevos, así que cuando sea conveniente vamos a estar lanzando a las redes algo de material reciente de la banda”.

El regreso de Riff en diciembre pasado (con Luciano Napolitano, Juanito Moro, Jaf y el protagonista de esta nota como miembros de la actual formación) se cuela en la entrevista. A los dos conciertos pautados originalmente (agotados casi de inmediato) se agregó una nueva fecha por demanda de entradas que también se agotó. “La gente la pasó bien, y nosotros era eso lo que buscábamos. A la idea de esta vuelta la sugirió Luciano, y luego de pensarlo me pregunté: ¿por qué no? Hay gustos que hay que dárselos en vida y no podés estar esperando que fulano esté de acuerdo con tocar o no. Con Jaf nos volvimos a encontrar después de estar distanciados por un problema que ya no recuerdo. Y eso también fue muy bueno porque es un gran cantante pero también un gran guitarrista. Salvando las distancias, nosotros hicimos lo que hizo Led Zeppelin con el hijo de John Bonham, salvo que acá había dos hijos de integrantes de Riff. Por momentos, estar con Luciano es como estar con Pappo, porque su voz es terrible. No toca como El Carpo porque nadie toca como él, pero cantando está muy bien, y su  entusiasmo y buena onda para todo fue notable. Por el momento la banda sigue y en marzo tocamos en el Baradero Rock. De todas formas, de haber un Riff 2020, algo que ni nosotros sabemos si sucederá, deberíamos tener temas nuevos”.

Para Vitico esta reunión se dio en el momento justo y con la gente correcta. Admite que hubo encuentros con los miembros originales de Riff y aclara pormenores sobre lo que pudo ser y finalmente no fue: “Hubo reuniones con Peyronel y Boff pero nunca llegamos a un acuerdo. Peyronel me dijo que sólo lo hacía por dinero y a mí eso no me gustó. Riff para mi es algo especial porque es rock, pero también sentía que había mucha gente que no había visto a la banda y que se lo debíamos. Durante esos tres shows pudimos palpar el entusiasmo de la gente y la locura de su alegría. Yo soy de los que piensan que hay cosas que no se logran con dinero, y estoy seguro que el entusiasmo que volvimos en despertar en la gente no se compra con guita. La razón por la que no se volvió a reunir la formación original de la banda no fue una sola, sino varias. Originalmente hubo un pedido de Michel de 300 mil dólares para tocar -al rato de irse me mandó un mensaje pidiendo 100 mil-, no hacer temas a los que llamó pedorros como “Necesitamos más acción” y otras cosas. Esta versión de Riff se hizo fundamentalmente por la gente y terminamos emocionándonos juntos. En definitiva, creo que nunca le faltamos el respeto a la banda”.

Este año El Canciller cumple 55 años con el rock y celebra que el género siga con la misma fuerza con la que él lo conoció. “Hace poco fui jurado en un concurso y tomé conciencia de la cantidad de grupos que hay en Argentina. Hay bandas por todos lados del país que suenan muy bien y se preparan para ser cada vez mejores. Entonces que no me vengan a decir que el rock está muerto o esas cosas. Yo diría que tiene muy buena salud”, concluye.

Viticus

Sábado 16 de febrero en The Roxy, Niceto Vega 5524 a las 19 horas. Grupo invitado: Las Diferencias.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N