Volnovich: “Empezamos la vacunación antigripal antes para poder llegar a todos”

La directora del Pami aseguró que se están tomando las medidas para garantizar las ampollas en las farmacias de la entidad frente a la alta demanda.  

19 de abril de 2020

En esta segunda etapa de cuarentena administrada que en principio finalizaría el 26 de abril, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (Pami) reforzó, según confirmó su titular, Luana Volnovich, la entrega de 500 mil dosis de vacunas antigripales para sus afiliados en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

Volnovich hizo esta afirmación en un recorrido por el Astillero Río Santiago en la localidad de Ensenada, donde hay trabajadores que se encuentran reparando camas ortopédicas de Pami que serán destinadas a hospitales de campaña y dispositivos sanitarios que se están creando en todo el país para enfrentar la pandemia.

En ese marco, la directora del Pami le dijo a este diario con respecto a la vacuna antigripal: “La demanda es mucho más fuerte que en años anteriores, por lo que ya hicimos la primera tanda de vacunación y vamos a continuar vacunando a los adultos mayores en el marco de la estrategia del Ministerio de Salud de la Nación. Entre el jueves y viernes (pasados) se reforzaron las dosis contra la gripe que ya se están distribuyendo en las distintas farmacias que trabajan nosotros”.

Volnovich explicó que “hay que tener en cuenta que nosotros adelantamos la campaña porque la idea fue que se haga de a poco. Por eso, la gente tiene que tener cierta tranquilidad, ya que si hubiéramos empezado a vacunar en invierno y a todos juntos, se habría agolpado la gente en las farmacias o los centro de salud. De esta manera, la gente puede ir vacunándose de a poco”.

La funcionaria se refirió a las críticas desde algún sector de la oposición con respecto al faltante, justamente, de vacunas. Dijo que, si el afiliado “detecta que no hay vacunas en alguna de las farmacias de la obra social nos avisen, los que tienen acceso a redes, para que podamos ver qué paso”.

Luego agregó que el Pami está tratando de “cuidar las líneas telefónicas donde atendemos las emergencias, piensen que hoy el teléfono tiene una mayor demanda ya que hacemos aproximadamente 30 mil trámites por día que antes se hacían de forma presencial”.

Al ser consultada por este diario respecto a esta nueva fase de aislamiento social, Volnovich respondió: “Vamos a seguir como hasta ahora. Las agencias están cerradas, pero los directores y los coordinadores médicos están en sus lugares de trabajo para recibir emergencias de salud”. “Profundizamos las estrategias de voluntariados y acompañamientos telefónicos -agregó-. Constituimos una especie de comunidad entre los jubilados, los voluntarios y Pami para combatir el aislamiento porque, a medida que pasa el tiempo, hay muchos que están preocupados por la economía y nosotros estamos preocupados por el impacto del aislamiento, la soledad en la gente por tanto tiempo”, remarcó.

En los próximos días, la institución tiene previsto inaugurar un efector propio en el Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría, que se sumará a las salas Covid-19 que ya están funcionado en el Policlínico II de la ciudad de Rosario, la unidad asistencial Milstein de la ciudad de Buenos Aires y el Hospital Bernardo Houssay ubicado en Mar del Plata.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual