Volvieron a subir la nafta y el gasoil

Desde este sábado se aplica el nuevo precio. El acuerdo firmado hace menos de un mes entre el gobierno y las petroleras para congelar el precio no pudo con la inflación.
2 de Junio de 2018

El acuerdo ente el gobierno y las petroleras para no subir el precio del combustible no duró ni un parpadeo. A partir de este sábado, las empresas incrementaron el valor del combustible entre un 4,5 y un 5 por ciento.

El 8 de mayo el ministro de Energía, Juan José Aranguren, había anunciado la firma de un convenio por el cual no habría subas de nafta y diesel hasta julio, sin embargo, la realidad de la devaluación fue más fuerte y ya las estaciones de servicio aumentaron los valores y avisaron que habrá otro en julio de alrededor del 3 por ciento.

El nuevo valor surge por el paso a los consumidores del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono del 6,7% dispuesto por la AFIP el viernes. Además influyó que desde octubre de 2017, el mercado fue liberalizado y las empresas del sector actualizan los precios de acuerdo a las variaciones del dólar y del precio internacional del barril.

Shell, la empresa ligada al ministro Aranguren, anunció que el precio la nafta súper aumenta de $25,79 a $27,08; la premium, de $29,98 a $31,48; el diésel, de $22,56 a $23,58, y el diésel premium, de $26,47 a $27,66. Por su parte, en las estaciones de servicio YPF la nafta súper pasará a costar $ 26,50; la premium $ 30,74; el gasoil $ 23,50 y el diesel premium $ 26,86.

Entre los dos aumentos, para julio los combustibles habrán trepado alrededor de un 9 por ciento. En lo que va de la gestión del presidente Mauricio Macri, entre diciembre de 2015 y abril de 2018, los combustibles registraron un aumento del 108,5%, según un informe de CEPA. El informe agrega datos preocupantes sobre la caída en la producción, las reservas de petróleo y la exploración de nuevas fuentes.

Además del impacto para los automovilistas, la nueva suba afectará a la economía nacional en su conjunto, ya que el transporte en camiones es central en la economía nacional. El efecto es que la suba no afectará el bolsillo de los usuarios de automotores sino que probablemente se disemine en todas las áreas ligadas al transporte. De esta manera, la evolución de la inflación prevista para los próximos meses probablemente irá variando de acuerdo a cómo se traslade este aumento.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS