Vuelve el fútbol en Sudamérica: la mitad de las ligas ya tienen fecha de regreso

Las de Paraguay y Ecuador serán la primeras en volver, el 17 de julio. En Chile y Perú está previsto el retorno para el 31 de julio.En Uruguay se anunció para el 15 de agosto, aunque futbolistas y dirigentes piden adelantarla. En Brasil, la situación depende de cada estado. En Bolivia, Colombia y Venezuela, igual que en Argentina, aún no hay pistas. 

(Foto: Twiiter @Libertad_GUMA)
11 de junio de 2020

Al mismo tiempo que el fútbol sudamericano se vuelve protagonista en las pantallas de la mano de la serie El Presidente, que cuenta que el escándalo de corrupción en la FIFA que acabó con la presidencia de Joseph Blatter con el protagonismo de los 10 mandatarios de las federaciones de entonces, en la mitad de los países del continente la pelota ya tiene fecha de regreso después del parate a causa de la pandemia de Covid-19.

El primer país que retornará a la actividad es, justamente, Paraguay, donde la Conmebol tiene su sede. La reanudación está prevista para el viernes 17 de julio. Desde el pasado lunes todos los equipos volvieron a sus entrenamientos, aunque por ahora se realizan de forma individual. De los 540 testeos que se realizaron hasta ahora, todos dieron negativo. A partir del 22 de junio comenzarán las prácticas grupales. 

En Ecuador, uno de los países más golpeados por la crisis del coronavirus, con una cifra cercana a los 4.000 muertos, esta semana también regresaron a entrenarse en grupos reducidos y aún sin una fecha para retomar la competencia oficial. Bajo los protocolos sanitarios que presentaron la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y la Liga Profesional de Fútbol (LigaPro), que organiza los torneos de primera y segunda división, el gobierno permitió que volvieran las prácticas. El 20 de junio está prevista una asamblea de los presidentes de los clubes de LigaPro para definir la fecha de reinicio de la competencia oficial, aunque hay consenso para que sea el 17 de julio.

El segundo país con más casos en la región, detrás de Brasil, es Perú. La Federación Peruana de Fútbol, sin embargo, definió la reanudación del torneo Apertura para el 31 de julio, sin público, siempre que para esa fecha haya terminado la cuarentena nacional por el coronavirus. Lo curioso del modelo peruano es que se jugarán todos los partidos pendientes en Lima, su capital, para evitar viajes y riesgo de contagios por la pandemia. La decisión de jugar en una sola plaza se debe que la ciudad tiene infraestructura, capacidad hotelera y campos de entrenamiento, según la FPF. 

Para ese mismo 31 de julio está previsto el regreso del fútbol en Chile, según se resolvió el último lunes. La decisión tiene la aprobación de la ministro de deportes, Cecilia Pérez. En el país trasandino, que sufrió más de 2.600 muertes, recrudecieron los contagios en los últimos días. Sin embargo, la intención es que en las próximas semanas se reanuden las prácticas de los equipos, ya que coincidieron que al menos se necesitarán cuatro semanas de entrenamiento previo a la competición. A comienzos de mayo hubo una intención de regresar a las prácticas, pero al dar muchos de los testeos en clubes positivos dieron marcha atrás.

En Uruguay la pandemia parece estar bajo control. Según informó el gobierno, el campeonato se reanudará el 15 de agosto. Pero dirigentes y jugadores esperan que, dado el éxito en el freno de los contagios de coronavirus en el país, el retorno pueda adelantarse. El pedido de una fecha más próxima tiene que ver con el regreso a los entrenamientos se dará este lunes 15 de junio, lo que implica que los futbolistas vuelvan a cobrar el 100% de los salarios y ya no el seguro de desempleo, cuando aún el horizonte de volver a competir parece muy lejano. La Asociación Uruguaya de Fútbol espera lograr adelantar el regreso para el 1 de agosto en base a los buenos indicadores sanitarios de Uruguay hasta el momento.

En el país más golpeado por el Covid-19, Brasil, donde ya murieron más de 40 mil personas por la enfermedad, la situación futbolista depende de cada Estado. Los equipos de Río de Janeiro, Belo Horizonte, Goiania, Curitiba y Porto Alegre se entrenan con un protocolo estricto, pese a los numerosos contagios que se dan en los palnteles. En San Pablo esperan la autorización para esta semana. Pero no hay ninguna estimación de fútbol oficial.  En Río de Janeiro, el gobernador Wilson Witzel dispuso la repaertura de casi todas als actividades, por lo que el torneo Carioca será el primero en retornar, aunque aún no hay fecha precisa. . El Brasieliaro, en tanto, se mantiene en duda a la espera de qué pasará con los capeonatos estaduales. 

Bolivia, Colombia y Venezuela son los países sudamericanos que están en una situación similar a la Argentina en cuanto al regreso del fútbol. El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, dijo que "volverá en septiembre u octubre", ya que en ese país esperan el pico de contagios para agosto. En Colombia, en tanto, además de los contagios crecientes como en todo el continente existe una crisis dentro de la Dimayor, la entidad que conduce el torneo de fútbol del país. En Venezuela, si bien la cuarentena comienza a flexibilizar y la intención del gobierno es que el torneo retorne en julio, existe un conflicto sobre cómo será la modalidad en el regreso. Es que a mediados de mayo la Federación Venezolana de Fútbol suspendió la temporada, dejando sin efecto las fechas que ya se habían disputado, algo que la Liga Futven, la entidad que administra el torneo, rechazó. Aún no se definió cuál de las dos modalidades serán las elegidas para cuando la pelota vuelva a rodar, algo que aún no tiene fecha. 



Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual