Yofra: "Estamos ante un gobierno al que no le importan las necesidades de los trabajadores pero le importa perder plata"

El secretario general de la Federación de Trabajadores Aceiteros y Desmotadores encabezó el plenario de delegados del sector que se realizó el miércoles 10 y jueves 11 de abril. El encuentro, que es un centro de debates entre los referentes de todo el país, cumplió su décima edición, que estuvo marcada por la preocupación en torno a la desocupación y la persecución gremial. 

Por Maby Sosa - @Mabicita
13 de Abril de 2019

Esta semana se realizó el Décimo Plenario de Delegados de Base Aceiteros y Desmotadores con la presencia de delegados y representantes de todo el país.

Según contó la misma Federación, algunos de los datos relevantes que surgieron de este intenso intercambio entre panelistas y delegados tuvieron que ver con la gravedad de la caída del salario real, algo que se volvería a tratar en el panel específico del MATE del día siguiente, junto con un pronóstico compartido por ambos invitados: la inminente profundización de la crisis económica, más allá de los discursos oficiales.

Este plenario se realiza desde 2010 pero el que se realizó durante la segunda semana de abril fue extraordinaria y tuvo varias mesas de debate con referentes de diferentes gremios y de la prensa.

Ese espacio nació hace diez años con el fin de concientizar y discutir a nivel nacional con los delegados de base. “La capacitación por sobre todas las cosas de los compañeros para que sepan cuáles son sus derechos y cómo hay que defender a un trabajador”, explica Daniel Yofra, titular de la federación.

“Cada vez que pasan los años la capacitación va cambiando ponemos énfasis en temas que tenemos más problemas como la inseguridad, el salario, todos temas que competen a la vida diaria del delegado de base y a sus trabajadores”, agregó Yofra.

Según el dirigente los debates varían, de acuerdo al sector, “la cantidad de despidos y la persecución de los dirigentes que persiguen a los trabajadores fueron las discusiones que se dieron en esta ocasión”, explicó.

El trabajo de los sindicatos y referentes de las empresas fueron cambiando en la última década, en cuanto a lo que sucedió dentro de la federación de aceiteros, Yofra afirma. “No nos afectó porque la persecución sindical en nuestro caso también proviene de la misma burocracia sindical que no quiere que avancen las bases ni se renueven los dirigentes que están. En ese sentido, aplicamos la democracia desde nuestros inicios (2009) y hasta reformamos el estatuto para que todos los compañeros puedan votar y postularse sin tener una antigüedad dentro de la organización. La garantía que da la Federación no nos quita ningún gobierno”.

El sector de aceiteros fue el que logró las mejores paritarias en lo que va del año. Al respecto, Yofra, analiza. “Lo logramos por tener un buena análisis de la situación, un buen informe de los trabajadores que saben cuánto les corresponde cobrar y cuánto puede pagar la empresa, pero ante todo la conciencia de los trabajadores. Venimos de 25 días de lucha en 2015 que hizo que tanto las patronales como los políticos vean que nosotros estábamos dispuestos a luchar por nuestros derechos”.

La Federación de Aceiteros pertenece un frente gremial, desde allí, Yofra analiza el comportamiento de los gremios en los últimos tiempos. “Venimos trabajando en la construcción del paro pero también en una alternativa para que los trabajadores tengan una puerta para ir a golpear. Ante la  sordera la de la CGT hay un frente gremial, una alternativa. Hoy a las CGT, no le queda otra que llamar junto a las organizaciones”, expresa.

“Los integrantes de la CGT son los mismos que están hace años dentro del sindicalismo y que en durante el alfonsinismo eran del gobierno de turno. Que en algún momento hayan tomado la decisión por cuestiones políticas e internas pero los que están hoy en la CGT no han parado nunca. Ellos no consideran la huelga como una herramienta social de la clase trabajadora”, describe el dirigente, que destaca que antes de 2015 cuando se protestaba contra el impuesto a las ganancias que no se derogó si no que se incrementó. Sobran los motivos para hacer una huelga general”.

Acerca de la lucha gremial en un año electoral, afirma, “cuando estás acostumbrado a luchar un año electoral solamente lo ven los políticos, nosotros vemos las necesidades de los trabajadores. El movimiento obrero tiene que dar una pelea constante contra la lucha de clases. Estamos ante un gobierno al que no le importan las necesidades de los trabajadores pero le importa perder plata. No lo caracteriza la sensibilidad si no por querer plata. Nos vienen atacando en los últimos años a través de los impuestos, la suba del dólar y la devaluación del peso”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS