A una semana del fallo de la Corte Suprema que benefició con el 2×1 a un represor, el presidente Mauricio Macri se pronunció por primera vez sobre el tema que estuvo en el centro de la agenda política.

Tras la media sanción de Diputados a un proyecto que limita la aplicación del fallo a represores y en paralelo a la sesión en el Senado, Macri salió en rechazo de la decisión del máximo tribunal desde Mendoza, donde concurrió a una visita oficial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Quiero felicitar al Congreso por la celeridad con que comenzó a resolver el vacío legal que dejó esta desafortunada ley del 2×1, con la cual siempre estuve en contra, porque estoy en contra de cualquier herramienta a favor de la impunidad y más aún cuando se quiere aplicar para delitos de lesa humanidad”, dijo Macri en una conferencia de prensa.

El mandatario dijo estar “contento” porque el Congreso “ya está resolviendo este tema” y confió en que el senado “va a encauzar las cosas como se debe.”

Macri no perdió oportunidad de para mencionar la pesada herencia y criticó a los dirigentes que “han tenido roles protagónicos en los últimos años en el Congreso, en el Poder Ejecutivo, en los distintos gobiernos que precedieron y que no hicieron nada” cuando la ley del 2×1 “se aprobó liderada por (el exministro) Eugenio Zaffaroni” y con el “consenso de muchos de los que hoy se los escucha muy enojados con el 2×1.”

Se diferenció también de la expresidenta Cristina Fernández por “querer manejar todos los poderes”, y resaltó: “Yo creo que la independencia de poderes es fundamental para un país, es lo que da estabilidad, que permite reforzar la vida institucional, y no una única persona que se crea un líder mesiánico que sabe todo y se hace cargo de todos los estamentos”, aseveró Macri en relación de la exmandataria.

Por último, Macri expresó que está “muy contento” con la Corte Suprema de Justicia, que es “independiente, prestigiosa y decide según el criterio jurídico que se presenta” en cada caso y que “no es claramente lo que piensa la exPresidenta, que uno debería ordenarle a la Corte lo que tiene que hacer.”