«Esta es como una clasificación; quedamos cómodos para salir primero.» Con esas palabras, y una sonrisa instalada en la cara, Alberto Fernández rompió el silencio en su primera incursión mediática luego del cierre de los comicios. El ya candidato a presidente por el Frente de Todos (FdT) reclamó al gobierno que «por una vez diga la verdad y que no manipule los votos».

En diálogo con la prensa, Fernández dijo que él y su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, están «muy bien, muy tranquilos». Sin embargo, el postulante a la Rosada se mostró cauto: «Dimos un paso y ahora vamos a tener que seguir trabajando. La gente respondió a nuestro mensaje. Dos tercera partes de los argentinos le dijeron no al gobierno».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El principal candidato de la oposición ratificó que el FdT comunicará su propio conteo de sufragios. «Estimo que a las 22 horas darenos nuestros datos», señaló, al tiempo que pidió al gobierno que «difunda cuanto antes los votos».

Fernández dijo haber estado en «comunicación permanente con Cristina». Y señaló que la postulante a la vicepresidencia «también está muy tranquila». «He hablado unas 40 veces con ella en lo que va del día. Estamos muy contentos».