Dos semanas más. Y después, se analizará si se continúa el aislamiento físico, preventivo y obligatorio. El presidente Alberto Fernández se quedó hasta tarde este jueves en Olivos junto a sus ministros. Tal como adelantó Tiempo, los anuncios de la extensión de la cuarentena serán escalonados, en medio de las presiones empresariales para que los trabajadores salgan a la calle y vuelvan a trabajar.

Los ministros que se acercaron hasta Olivos fueron el de Salud, Ginés González García; de Producción, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán, y del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, además de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. También participó también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El primer mandatario y Cafiero analizaron informes técnicos del Ministerio de Salud y otras carteras sobre los resultados de la medida dispuesta el 20 de marzo y prorrogada luego hasta el domingo 12 de abril.

El Presidente tiene previsto llevar a cabo este viernes un nuevo intercambio con gobernadores y consultar a sanitaristas, antes de concretar el anuncio formal sobre la extensión, que está previsto para el sábado, según afirmaron fuentes a Tiempo Argentino.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cafiero concurrió a Olivos con las definiciones del reciente encuentro con la UIA, la Cámara de Comercio (CAC) y la CGT, que llevaron distintas propuestas de reactivación de la actividad económica. Según indicaron las fuentes, los industriales habrían pedido que se autoricen algunas actividades como las de las industrias metalúrgicas y del plástico, y además los comerciantes quieren una apertura paulatina de algunos negocios.

Fernández ya adelantó la continuidad de la cuarentena y advirtió que habrá controles más estrictos en los grandes centros urbanos. “En la Capital y Gran Buenos Aires hay que prepararse para seguir. Estamos muy lejos de la meta”, dijo el mandatario en varias entrevistas.

En tanto, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, indicó este viernes que se mantendrá “la rigidez y la inflexibilidad de los controles” que realizan las fuerzas de seguridad federales en el inicio de Semana Santa, y remarcó que los resultados del acatamiento a la cuarentena “son muy alentadores” porque descendió en un 95% la circulación de vehículos respecto al año pasado.