El presidente Alberto Fernández encabezó esta tarde en Plaza de Mayo el acto conmemorativo por el Día de la Militancia donde afirmó, frente a cientos de miles de personas que se congregaron frente a Casa Rosada, que “el triunfo no está en vencer sino en nunca darse por vencido”, al tiempo que pidió: “Sembremos y contagiemos ese amor y esa esperanza porque hay una Argentina que va a crecer e incluir a todos”.

“Nos quedan muchas batallas por dar como terminar con el problema de la deuda, enfrentar definitivamente a los formadores de precios para controlarlos y decirles basta, que el crecimiento que tanto añoramos llegue a cada rincón de la patria y que no se concentre en el centro del país sino que se vaya al norte y al sur”, puntualizó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Y añadió: “Por eso el primer objetivo es recuperar la economía, poner en marcha la industria y llenarla de trabajadores, hacer que los ingresos se distribuyan igualitariamente entre todos los argentinos. Hoy es un día oportuno para que demos inicio a esta segunda etapa de nuestro gobierno y empecemos con toda nuestra fuerza a levantar lo que haya que levantar en la Argentina”.

Durante su discurso, el jefe de Estado agradeció a “los militantes de cada barrio, cada pueblo y cada provincia que se movilizaron cuando vieron la derrota que obtuvimos en las PASO Y salieron a pedirles a sus vecinos que acompañaran nuestro proyecto”, y precisó: “Militar en política es un enorme acto de amor, es estar unidos, unificar fuerzas y traccionar todos para el mismo lado en busca de un país mejor”.

En esa línea, aseguró que “las urnas de las PASO nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos ese mensaje, corregimos cosas y dictamos medidas, mejoramos cosas que muchos compatriotas reconocieron y por las que nos acompañaron en las elecciones del domingo”, y explicó: “Tengo muy en claro que queda mucho por hacer, y aunque nos acompañó mucha más gente hay muchos que todavía descreen. Yo quiero decirles a todos y todas que el triunfo no está en vencer sino en nunca darse por vencidos”.

En tanto, sobre el Día de la Militancia, el mandatario reflexionó: “Hoy recordamos el regreso del General Perón a la Argentina, un 17 de noviembre, allá por el año 1972, cuando millones de argentinos fueron a recibirlo para que cuando pisara tierra argentina viera argentinos abrazándolo”, y definió: “Esa maravillosa militancia que durante tantos años resistió para que el General volviera a la Argentina nunca murió, fue recreándose en los hijos de aquellos resistentes”.

El Día de la Militancia, que conmemora el regreso al país en 1972 del expresidente, Juan Domingo Perón, luego de permanecer 17 años en el exilio, se realizó bajo la consigna “Todos unidos triunfaremos” y congregó a movimientos sociales, la CGT, y las organizaciones que forman parte del Frente de Todos.

Participaron además del acto funcionarios del gabinete nacional, gobernadores e intendentes de todo el país, senadores y diputados nacionales y provinciales, referentes de organismos de Derechos Humanos, e integrantes de espacios de la sociedad civil.