Luego de los anuncios del jueves, el presidente Alberto Fernández se volvió a referir en diferentes entrevistas al tema este viernes y además habló sobre las negociaciones con los acreedores de la deuda externa. Sobre el desenvolvimiento de la pandemia en la Argentina expresó que no está “seguro de si tocamos el pico” de contagios por coronavirus o “si puede ser mayor”, pero admitió que actualmente el país está en el “peor momento” desde que empezó la pandemia.

El presidente adoptó una posición cautelosa sobre la curva de contagios diarios y señaló que “puede ser que crezca un poco más”, actualmente está un poco por arriba de los 900 por día, y aseguró que el hecho de que no sigan aumentado los casos “depende de la actitud de cada uno de nosotros”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo defendió la decisión de implementar la cuarentena el 20 de marzo y enfatizó que “de ningún modo nos adelantamos, si no lo hubiéramos hecho, no se podrían haber equipado los hospitales”, explicó y amplió: “Gracias a que hicimos la cuarentena evitamos un sinfín de contagios, y evitamos la circulación comunitaria del virus en el 85 por ciento del país”.

Para que quedase claro volvió a establecer comparaciones con lo que viene pasando en otros países “donde debían decidir a quién atendían y a quién no”. Por último, remarcó que, actualmente, en la Argentina “todos tienen condiciones de ser atendidos” ya que el país cuenta con la cantidad de respiradores necesarios “para atender el mayor pico de la pandemia”.

Deuda

Respecto del tema deuda, Alberto Fernández reafirmó que quiere un acuerdo por la deuda, pero que “se pueda cumplir” y afirmó que los acreedores de la deuda externa “corroboran día a día” la voluntad del gobierno en “encontrar una solución”, en esa línea, señaló que “no se va a hipotecar el futuro de la Argentina”.

El presidente explicó en un programa de tevé que la posición del gobierno es “no encerrarse en dogmas ni en actitudes tercas”. En ese aspecto, advirtió que “hoy estamos mucho más necesitados” que antes de la pandemia por coronavirus, “por eso tenemos que ser mucho más prudentes”.

En ese marco, agregó: “Yo siempre digo lo mismo, no tengo ningún interés en decir que resolviste el problema para tu gobierno y le dejaste el problema al que viene. Yo quiero que esto no sea más un problema para los argentinos, que la deuda no sea un condicionante para el desarrollo de los argentinos”. De este tema, contó que habló el martes en la reunión que mantuvo con empresarios en la residencia de Olivos.

El presidente se puso didáctico y explicó que  “como siempre pasa en una negociación, hay posiciones más tercas, más duras, más firmes, y algunos acreedores que hacen más difícil la negociación, pero es una negociación”. Sin embargo, ratificó que el gobierno “va a seguir negociando”, y señaló que se ha “escuchando la contrapropuesta de los acreedores y estamos trabajando con el ministro (de Economía, Martín Guzmán), para ver de qué manera podemos acercarnos a la propuesta de ellos sin que esto signifique poner en riesgo el presente y el futuro argentino”.

Fútbol

Consultado por la vuelta del fútbol en el mismo programa de televisión, el presidente reveló que se comunicó con Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate, y que dialogaron sobre el tema: “Lo consulté a Gallardo para que me explique un poco cómo es la situación del jugador, cómo se podría volver” En sus palabras, Gallardo le explicó que “un equipo en este contexto necesita dos meses de entrenamiento para volver a la actividad concreta de jugar al fútbol”.

Fernández, hincha confeso de Argentinos Jrs., elogió a Gallardo como entrenador y se refirió a la decisión que tomó River de no presentarse a jugar ante Atlético Tucumán por la primera fecha de la Copa de Superliga, torneo que más tarde fue cancelado por la AFA a raíz de la irrupción del coronavirus en el país. “Él es un gran técnico y, además, River fue el primero que tuvo una manifestación en contra de jugar ante el riesgo de contagio, y tuvo toda la razón del mundo cuando lo hizo”. 

“Todos extrañamos al fútbol, que también es parte del divertimento social. Todos somos hinchas de un equipo, pero tenemos que ser muy cuidadosos. Creo que los test rápidos pueden ayudar a volver a los entrenamientos con todos los protocolos, que hoy en día existen en Europa, de cómo deberían realizarse para que sean factibles”, concluyó Fernández.