El presidente Alberto Fernández habló en la mañana del martes sobre la decisión oficial de frenar la exportación de carne y apuntó a la brutal escalada de precios del sector como principal motivo. “Hay una actitud por parte del empresariado que es realmente incomprensible”, expresó el presidente.

“Yo lo digo una, dos, tres veces, pero es como que la prédica cae en saco roto”, explicó y agregó: “La mejor solución que me ofrecen es que el Estado cobre menos impuestos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cabe señalar que entre abril de 2020 y abril de 2021 el precio de la carne subió en promedio un 66%. Es decir, unos 20 puntos por encima de la inflación general.

El presidente destacó la necesidad de “poner orden en quiénes exportan (carne) y poner el orden el Mercado de Liniers” porque “no es posible que los exportadores que venden a China vayan a comprar ahí”, dado que entonces “prevalece el precio de la exportación y eso solo ya tergiversa el precio del mercado interno”.

Así lo expresó el mandatario en declaraciones formuladas esta mañana a Radio 10, en las que puso el acento en el objetivo de “volver a poner el precio de la carne en sintonía con la capacidad de compra de los argentinos y la de un exportador”, al referirse a la decisión de suspender por 30 días la exportación de carne vacuna.

Fernández dijo que “no podemos seguir viendo cómo (el precio de) la carne crece sin ningún justificativo” y que es necesario “poner en orden el mercado interno”.

“Ayer, explicaba a los exportadores de carne que se desmadró claramente la situación. Fue una reunión muy correcta, en buen tono. Ellos entienden el problema, pero no les gusta la solución, pero les pedí que ayuden a poner en orden el mercado interno para luego volver a abrir”, concluyó.