En medio de las tensiones internas del Mercosur por la intensión de algunos miembros de “flexibilizar” el Mercosur, el presidente Alberto Fernández, quien tiene la titularidad pro témpore, se encontrará con su par brasileño Jair Bolsonaro por primera vez.

El encuentro se produciría durante un encuentro presencial para el 30 aniversario del bloque regional, para fines de marzo en la ciudad de Foz de Iguazú que incluirá también a los mandatarios de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así lo confirmó el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, quien en diálogo con Ámbito Financiero señaló que el presidente brasileño “ha manifestado su voluntad para que así sea”.

“Tengo su compromiso y su voluntad. Alberto Fernández tiene la presidencia pro tempore del Mercosur y en ese marco se organizará un encuentro por el treinta aniversario del bloque. Esto será el 26 de marzo y será muy importante porque más allá de las ideologías de cada Gobierno, hay intereses permanentes y esto va a despejar la incertidumbre y llevar tranquilidad”, explicó el exvicepresidente.

La reunión serviría para descongelar la relación entre ambos mandatarios, que arrancó con duros cruces tras el apoyo de Bolsonaro a Mauricio Macri durante las elecciones y la disputa por el abordaje de la pandemia por el coronavirus.

La posibilidad de este encuentro presencial también fue parte de la charla que mantuvieron este miércoles Bolsonaro con el uruguayo Lacalle Pou, donde además los mandatarios coincidieron en la idea de “felixibilizar” el mercado común.

«Me voy para Uruguay muy satisfecho, muy contento», dijo Lacalle Pou ante la prensa y agregó: “Pertenecemos al Mercosur, vamos a cumplir 30 años de esta asociación y como toda asociación hay que reverla y mirarla y el próximo paso en este mundo moderno es el de la flexibilización, para que cada país aún perteneciendo pueda avanzar».

Bolsonaro, por su parte, quien ya había anunciado su intensión de firmar acuerdos de libre comercio con China o Estados Unidos, se refirió también a la apertura del bloque regional y destacó que durante su reunión con Lacalle Pou conversaron “de la posibilidad de flexibilizar para cada país sus negocios con otros países”.

Este pedido de apertura del Mercosur, impulsada por Uruguay desde hace varios años, implicaría que cada país pueda realizar acuerdos comerciales por fuera del bloque, algo que desde el gobierno argentino no ven con buenos ojos y que provocará nuevas tensiones entre los socios.