El presidente Alberto Fernández dijo este sábado que «la discusión es hasta cuánto tiempo más la Argentina va a subsidiar a los ricos» y afirmó que la segmentación de tarifas de los servicios públicos «se va a hacer» y que «los ricos paguen lo que tienen que pagar».

«Para subsidiar a los que lo necesitan soy el primero en levantar la mano, pero subsidiar a los ricos no. Que los ricos paguen lo que tienen que pagar y demos a los más vulnerables lo que necesitan. Ese es el sentido de la segmentación», sostuvo el jefe de Estado en declaraciones para Radio 10.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Gobierno estableció el jueves el régimen de segmentación de tarifas para los usuarios de los servicios públicos de electricidad y de gas natural por red, en el que el 90% no tendrá nuevos aumentos en sus facturas en lo que resta del año.

En esta línea, Fernández confirmó que quienes pagaran los servicios básicos sin subsidios serán «el 10 por ciento de la población que concentra el porcentaje más alto de ingreso».

Tal como se había estipulado meses atrás, la segmentación reconoce tres niveles de usuarios, de los que solamente el 10% de mayor capacidad económica pagará la tarifa plena sin subsidios.

Sobre el gasoducto Néstor Kirchner

“La justicia reacción bien y el proceso de licitación del gasoducto –Néstor Kirchner- seguirá adelante con toda la transparencia que debe tener y que ya tuvo hasta aquí”, dijo el Presidente.

Fernández se refirió así a la decisión del juez federal Daniel Rafecas quien archivó esta semana la causa abierta tras denuncias presentadas por supuestas irregularidades en la licitación del Gasoducto Néstor Kirchner, al considerar que no se constató ningún delito y que el proceso licitatorio se viene realizando conforme a las normas y teniendo en cuenta la urgencia la puesta en funcionamiento de la obra, informaron fuentes judiciales.

El magistrado tomó la decisión luego de escuchar testimonios de expertos en extracción y transporte de gas y del exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en cuyas declaraciones públicas y comentarios ‘off the record’ se habían basado las denuncias de dirigentes opositores que hablaban de supuesta corrupción alrededor de la licitación.

“Los argentinos necesitamos que ese gasoducto esté rápidamente terminado para que podamos tener más gas. Por ahí, la gente no dimensiona la importancia de ese gasoducto, pero esta obra permitiría que no se tenga que importar más gas y lograríamos el autoabastecimiento de gas”, destacó el jefe de Estado en sus declaraciones de esta mañana.

Al respecto, precisó que “tan solo el plan GAS.AR en los dos primeros años de gestión, le permitió a la Argentina ahorrarse 6.000 millones de dólares en importación de gas gracias a la producción nacional. Esto es lo que debe preocuparnos”.

En un cuestionamiento al accionar de Juntos por el Cambio, Fernández señaló que “lo que la oposición debería hacer es exigirnos que construyamos el gasoducto lo más rápido posible; que nos exija producir más gas y no que nos haga perder tiempo como en este caso, que fue derivado de un análisis equivocado de Matías Kulfas -ex ministro de Producción-» y pidió a la oposición: «No nos hagan perder tiempo”.

Sobre el avión venezolano

«Quisieron mostrar algo que no es, alguna cosa o movimiento oscuro del Gobierno, pero actuamos rápidamente. La oposición trató de aprovecharlo. Hay un problema con respecto a las cargas de nafta del avión, porque por las sanciones impuestas por Estados Unidos pueden afectar a quien le de la nafta a ese avión. Ese es un tema que hay que resolver», dijo el Presidente.

Según precisó, «no pesa ningún tipo de restricción» sobre los pasajeros iraníes a bordo del avión, así como tampoco sobre sus pasajeros venezolanos.

«La oposición trató de aprovechar el tema, relacionándolo con hechos tan dolorosos como el atentado a la AMIA, y alguno hasta se animó a hacer una denuncia de terrorismo. Estas son cosas que lamentablemente tenemos que vivir en la Argentina», concluyó el Presidente.

La justicia federal realizó esta semana una inspección en el avión retenido en Ezeiza, dispuso una revisión técnica completa y retiró las dos caja negras de la aeronave, confirmaron a Télam fuentes con acceso al expediente; a la vez que explicaron que los investigadores aguardan información de agencias extranjeras para determinar si existen elementos que vinculen a los tripulantes con el terrorismo o la inteligencia internacional.

La medida ordenada por el juez Federico Villena fue realizada por el Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal que, a requerimiento de la fiscal Cecilia Incardona, se secuestró las dos cajas negras del avión (una graba voces de cabina y la otra información de aeronavegación).

Sobre el plan de vacunación contra el Covid-19

«Me acusaron de traer veneno y de haber pedido una coima a Pfizer y resulta ser que Pfizer es la vacuna más dada en la Argentina», dijo hoy el Presidente en una entrevista con radio 10, en la que agregó: «Tengo la tranquilidad de saber que trabajamos mucho, seguramente habremos cometido errores pero trabajamos para preservar la vida de los argentinos y también la economía, porque fuimos uno de los países que más rápido se recuperó».

«Las vidas que perdí, lamentablemente las perdí, pero la economía se pudo recuperar», aseveró el jefe de Estado.

Además, Fernández recordó que durante ese tiempo, el Gobierno sufrió «un sinfín de ataques» y destacó que las autoridades nacionales «siempre defendimos los intereses de los argentinos y de las argentinas» durante las negociaciones con los laboratorios para la provisión de vacunas.

El Presidente también se refirió al informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que consignó que la Argentina tuvo una de las mejores gestiones de la pandemia de la región.

El reporte dio cuenta del «exceso de mortalidad» registrado, que marca la diferencia entre las muertes por Covid producidas y las que se hubieran esperado sin pandemia. En este sentido, Fernández afirmó hoy que «Estados Unidos tiene más muertes no registradas que Argentina».

Además, contó que en lo personal tuvo «dos encuentros ocasionales tras la pandemia» con autoridades de la OMS donde se analizó que «Argentina fue uno de los países que mejor trató este tema, por lo cual creo que las críticas han sido algo injusto».

Sobre el plan económico

«Nuestro programa económico tiene tres pilares y la producción es uno de ellos y está volando. Tenemos récord de producción industrial de la historia. En el 2019 se produjeron 300 mil autos. 2 años después, con pandemia, se produjeron 600 mil autos. La Argentina está volando, está creciendo y está exportando», destacó el jefe de Estado.

En ese marco, indicó que «la recuperación del primer pilar –la producción- permitió crear un millón doscientos mil (1.200.000) empleos en plena pandemia y tener una disminución de la desocupación formal, que cayó al 7 por ciento».

«La producción anda muy bien. El trabajo está bien. Y también el trabajo informal se empezó a moverse mucho porque los que hacen changas y los que tienen un oficio como albañil o pintor empezaron a tener más trabajo», precisó el mandatario.

A pesar de los indicadores económicos positivos, Fernández admitió que «es cierto que los salarios están bajos, y eso es también porque (el expresidente Mauricio) Macri tiró los salarios 20 puntos y de eso hay que acordarse».

«En términos concretos, nosotros recuperamos el ingreso casi 3 puntos en términos reales en medio de la pandemia, pero no se siente porque venimos de caer 20. Yo soy consciente de que no se siente», agregó.

Durante la entrevista radial, Fernández reconoció que «el programa económico está fallando en la distribución porque es ahí donde el salario crece y el bolsillo se llena de plata» y afirmó que esa es la «mayor obsesión hoy» del Gobierno nacional.

Para mejorar la distribución, Fernández explicó que «se hace por dos vías: primero, que los salarios le ganen a la inflación como lo estamos haciendo; y segundo, garantizando que los recursos del Estado que les brinda a los más vulnerables, ya sean jubilados o quienes cobran planes sociales, no pierdan contra la inflación».

Sobre la Renta Inesperada

«La renta inesperada debe ser aprobada», afirmó Fernández en declaraciones a Radio 10, en las que contó que en la Cumbre de las Américas realizada en Los Ángeles (Estados Unidos), el presidente norteamericano Joe Biden le preguntó por esa iniciativa: “Me dijo que en su país se viene una ley así”.

«Él la está impulsando en Estados Unidos. También la primera ministra de Barbados -Mia Mottley- contó que la había logrado aprobar en su país y el mundo está caminando hacia ese sentido”, afirmó.

El proyecto de ley para gravar la renta inesperada de las empresas con ganancias extraordinarias, que prevé el pago adicional de una alícuota del 15 por ciento, por única vez, ya se encuentra en el Congreso y comenzará a debatirse en los próximos días en comisión en la Cámara de Diputados.

Para Fernández, el tema “es un problema de principio de justicia» y explicó: «En derecho, hay un concepto que se llama enriquecimiento ilícito. Pero, en este caso, no sería ilegal, sino que algo inesperado en donde una persona o una empresa obtuvo una renta por algo inesperado como una guerra que hizo que los precios vuelen por los aires. Uno no se puede aprovechar de eso”.

«Tenemos que trabajar en la distribución para que la torta se reparta más equitativamente, porque si no el 10 por ciento come la mitad de la torta y el otro 90 por ciento come de la otra mitad. Eso no es justo”, concluyó.

La iniciativa, de sólo tres artículos, propone la modificación excepcional de la ley que regula el Impuesto a las Ganancias, sumando una alícuota adicional que se cobrará, por única vez, sobre aquellas actividades que hayan registrado una renta inesperada producto de la suba de los precios en el nuevo contexto internacional.