El presidente Alberto Fernández le pidió a jefe de Gabinete Juan Manzur que salga a tomar mayor protagonismo en la discusión pública en medio de la tensión dentro del oficialismo, por lo que Casa Rosada volvió a redefinir los roles y los cargos vinculados a la comunicación oficial. Lejos del ímpetu con el que había llegado a Buenos Aires para reemplazar a Santiago Cafiero, Manzur fue bajando su perfil en medio de la escalada inflacionaria. 

La orden del presidente fue salir a defender su gestión con propuestas para enfrentar la inflación. El que hizo caso fue Martín Guzmán, quien anunció la iniciativa de captura de la renta inesperada de las grandes empresas, aunque ese proyecto ya es rechazado por la UIA y todavía no tomó volumen. Otro que salió a defender la gestión económica fue el ex ministro Agustín Rossi, desde el llano. Pero la voz del tucumano no apareció y eso enojó al presidente. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Manzur, que asumió tras la crisis de gabinete de la derrota en las PASO, dejó su provincia en manos de Osvaldo Jaldo, su vicegobernador con quien ya estaba enfrentado antes de arribar a Buenos Aires. Logró un acuerdo de convivencia para poder sumarse a la gestión nacional. Ya en Casa Rosada, inició una agenda cargada de actividades en el conurbano y de reuniones con la CGT y las cámaras empresarias. Esa hiperactividad no le gustó nada a Alberto, quien vio mediada su relación con los gobernadores y la central sindical. En respuesta a ese enojo, Manzur se corrió de la discusión pública. Pero ahora están golpeando a su puerta. 

Movimiento de piezas

En este reacomodamiento, a seis meses de la creación de la vocería presidencial, acumula mayor poder Gabriela Cerruti, quien a partir de ahora también asumirá ahora el cargo que supo ser de Juan Pablo Biondi en la secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación. En tanto, Valeria Zapesochny, que vino de la mano de Manzur, quedará a cargo de la Unidad de Comunicación de Gestión de Jefatura de Gabinete, desde donde impulsará la participación pública del jefe de Gabinete. Por su parte, Juan Ross -secretario de Comunicación y Prensa después del despido público de Biondi- ahora será secretario de Medios y Comunicación Pública, desde donde seguirá administrando la pauta publicitaria. 

El reclamo del presidente a Manzur se da luego de un mes de especulaciones de incorporación del ex ministro Rossi al gabinete en el lugar del tucumano, movimiento que nunca se terminó de concretar. Es que el rosarino salió a defender al gobierno y al presidente en los medios mientras que la voz del jefe de gabinete estuvo ausente a la hora de hablar de inflación, internas, FMI y tarifas. Sin embargo, algunos gobernadores del Norte Grande resistieron la salida de Manzur, quien quedó en su cargo. 

De hecho, los gobernadores se reunieron en el Consejo Federal de Inversiones hace dos semanas y tenían pensado volver a encontrarse la semana pasada para aunar reclamos que se centran en la inflación y el pedido de no recorte de subsidios. También se evidenció allí la especulación de varios mandatarios de adelantar las elecciones en sus provincias. 

De hecho, es el tucumano Jaldo quien este jueves se convirtió en el primer gobernador peronista en anunciar que desdoblará las elecciones provinciales, para no elegir autoridades el mismo día que la Nación. “Yo entiendo que en 2019 hemos votado en junio, y creo que la fecha hasta acá es junio (de 2023). Desde nuestro espacio político vamos a respetar esa fecha. La verdad es que no tenemos otra alternativa, no tenemos otra opción”, expresó Jaldo durante una entrevista con el canal de noticias LG Play, del diario La Gaceta.