Alberto Lebbos, padre de Paulina, la joven asesinada en 2006 en Tucumán, aseguró que “los asesinos de Paulina siguen caminando entre nosotros”, tras conocer la sentencia del juicio por el crimen de su hija.

El único acusado por el crimen de fue absuelto en un juicio oral en el que, además, fueron condenados otros cinco imputados a penas de entre tres y seis años por el encubrimiento del hecho, entre ellos un ex funcionario del gobierno provincial y el ex jefe de la policía local. Además, los jueces pidieron que se investigue por el crimen a César Soto, quien era novio de Paulina, y a Sergio Kaleñuk, hijo de un ex secretario del ex gobernador de Tucumán José Alperovich.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Se ha dado un paso trascendental en la búsqueda de la verdad y la justicia porque se ha probado la maniobra de encubrimiento que han llevado adelante algunos de los imputados”, dijo Lebbos a la prensa. “Pero todavía nos queda una ardua y larga lucha porque sigue abierta la investigación por el crimen de mi hija”, agregó.

Con respecto a la decisión del tribunal de absolver a Roberto Luis Gómez, el único acusado por la privación ilegítima de la libertad y posterior asesinato de la joven, sostuvo: “Voy a leer los fundamentos junto con mi abogado para ver qué fue lo que sucedió”.

Por último, Lebbos expresó: “Entiendo lo que está sufriendo la familia de los condenados porque es lo mismo que nosotros venimos sufriendo hace mas de 13 años cuando la asesinaron a Paulina”

“Pero quiero dejar en claro que ni yo ni mi hija generamos ese sufrimiento, sino estos delincuentes que se dedicaron a encubrir un crimen”, concluyó.