Tres policías de la Policía de la Ciudad que participaron del episodio en el que murió de dos tiros en la cabeza Lucas González, jugador de las inferiores del club Barracas Central, de 17 años, fueron hoy apartados de las tareas operativas en la fuerza y se les inició un sumario administrativo.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a través de la Oficina de Transparencia y Control Externo, confirmó que los tres efectivos fueron pasados a disponibilidad preventiva, hasta tanto determine la Justicia sus responsabilidades.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Mediante esta medida se los desafectó de la función operativa y se los pasó a disponibilidad. Ahora esperamos qué es lo que determinará la Justicia”, dice el comunicado.

Según el comunicado, la Oficina de Transparencia y Control Externo es un órgano desconcentrado del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, integrada en su totalidad por personal civil.

“Tiene como funciones: Investigar las situaciones en las que intervenga personal de la Policía de la Ciudad y en las que se denuncie o presuma la existencia de irregularidades; sustanciar sumarios administrativos; y proponer al Ministro de Justicia y Seguridad, cuando corresponda, las sanciones disciplinarias a aplicar”, explicó el ministerio.

Por otra parte, en las últimas horas trascendió el audio con la comunicación de uno de los efectivos que participó del hecho y que comentaba lo sucedido en el supuesto “enfrentamiento” con los jóvenes.

“Veníamos recorriendo a la altura de Luna e Iriarte, observamos a este masculino que estaba haciendo maniobras evasivas ante el tránsito. Al colocarnos atrás denotamos la presencia de cuatro masculinos”, comenzó el relato.

Según dijo el policía, “al pasar a la altura de Vélez Sarsfield intentamos hacerlos detener la marcha”.

“Cuando lo cruzamos al vehículo para obligarlo a detener, el acompañante esgrime un arma de fuego ¿si? y colisiona al chofer y al suscripto y ahí se procede, continúa el procedimiento”, concluyó el extracto en el que el policía dio a conocer lo que supuestamente había pasado.