La crisis económica exige la implementación urgente de un plan de lucha del movimiento obrero organizado. Mientras la recesión y la inflación no dan tregua, ahora intentan importarnos un techo a las paritarias y que los trabajadores seamos nuevamente la variable del ajuste.

Con la excusa de favorecer la competitividad, también buscan llevar la negociación de los convenios colectivos a la baja, impulsan la precarización laboral mediante cambios en la legislación y amenazan las conquistas que nos llevaron décadas alcanzar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esto se ve claramente en la política aerocomercial impulsada por sectores del Gobierno tendiente a la desregulación del mercado sin medir sus consecuencias para los trabajadores aeronáuticos y los usuarios.

Este rumbo económico sólo está destinado a agravar los problemas que enfrentamos los trabajadores, a reducir el mercado interno y a incrementar la conflictividad laboral y social.

Producción: Martín Ferreyra