El presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a las máximas autoridades de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (ACIERA) en el marco de su apoyo al programa “Argentina contra el hambre”, impulsado por el gobierno para combatir la malnutrición en el país. Según la última encuesta nacional sobre creencias y actitudes religiosas, un 15,3% de los argentinos se consideran evangélicos, lo que representa un aumento del 70% en los últimos 11 años. Desde ACIERA se mostraron muy satisfechos con el encuentro y destacaron que fue “histórico” que los hubieran recibido a solo 17 días de asumir. “Nunca antes había pasado”, señalaron en diálogo con Tiempo.

También podés leer: Iglesias evangélicas, un culto que crece en los márgenes

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según anunció el gobierno mediante un comunicado oficial, Fernández celebró que los representantes evangélicos se sumen a la pela contra el hambre.  “Conozco muy bien todo lo que hacen, les agradezco y les pido que me ayuden a terminar con un flagelo que nos debe avergonzar como sociedad”, informó Presidencia de la Nación.

El primer mandatario estuvo acompañado por el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y entre los representantes religiosos que asistieron al encuentro se encontraban Rubén Proietti, presidente; Hugo Baravalle, vicepresidente de Relaciones Internas, y Guillermo Fernández, vicepresidente de Relaciones Externas, entre otros.

Desde ACIERA ofrecieron “usar las 15 mil iglesias como lugares de contención social”. Y destacaron que cuentan con 6.000 templos solo en el conurbano, la región donde la pobreza golpea más.