El Gobierno nacional dispuso nuevas excepciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, al autorizar la reapertura del servicio de mudanzas en la provincia de Buenos Aires, aunque con restricciones en el Gran Buenos Aires.

La medida fue adoptada por medio de la Decisión Administrativa 909/2020, y autoriza las mudanzas interjurisdiccionales «siempre que no provengan de municipios con transmisión de virus» en la provincia de Buenos Aires.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el conurbano, donde se encuentran los distritos con mayor concentración de contagios de la provincia, la medida se aplicará pero con restricciones: allí las mudanzas podrán realizarse dentro del mismo distrito, para evitar la circulación del virus.

Otras flexibilizaciones

En General Pueyrredón, que tiene como cabecera a la ciudad de Mar del Plata, se autorizó la apertura de comercios de bazar, marroquinería, iluminación, óptica y fotografía, bicicletas, libros, informática y de repuestos de automóviles, motocicletas y bicicletas.

También, la venta por menor de juguetes y artículos de esparcimiento y deportes para comercio minorista de cercanía (la modalidad a implementar es de retiro en el local, “sin prueba de prendas y artículos”); la venta de prendas y accesorios de vestir, calzado y similares para el comercio minorista de cercanía, con similar modalidad que la anterior.

En tanto, en Hurlingham, municipio del oeste del Gran Buenos Aires, se dispuso la reapertura de actividades Industriales y de productos textiles.

A su vez, en La Pampa, volverán a abrir casas de comidas, ‘food trrucks’, restaurantes, bares, cervecerías, cafeterías, heladerías, confiterías y todo otro local destinado a la producción y venta, o sólo venta de alimentos y bebidas que cuente con habilitación municipal para la atención y permanencia del público en el local; como así también los gimnasios y bibliotecas.