El juez federal Sebastián Casanello abrió una investigación contra los ministros de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman, y de Energía, Juan José Aranguren, por el derrame de cianuro ocurrido el 8 de septiembre pasado en la mina Veladero, en la provincia de San Juan.

La noticia causó un profundo disgusto en el ministerio que encabeza Bergman. Tanto es así, que en un intento por despegarse de los hechos que ponen en riesgo la salud de los vecinos sanjuaninos, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que encabeza Bergman, denunció hoy penalmente a la Barrick.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Casanello abrió la investigación para determinar si durante el gobierno de Mauricio Macri, los ministros relacionados con la explotación minera desarrollaron tareas para que la multinacional minera Barrick Gold adecuara sus operaciones a lo que establece la ley de glaciares.

Casanello incrementó el pedido de informes después del segundo derrame conocido en Veladero, días atrás, pero en rigor la causa lleva más de un año y se inició con el anterior derrame de cianuro en el curso hídrico que abastece a la población sanjuanina de Jachal.

En esa causa ya están bajo investigación funcionarios del anterior gobierno como el ex secretario de Minería Jorge Mayoral, al presidente de la Cámara de Minería de San Juan Santiago Bergé, al secretario ambiental provincial Domingo Tello. También están bajo investigación directivos de Barrick Gold. Casanello corrió vista al fiscal federal Ramiro González, quien tiene a su cargo una repartición de la Procuración que se ocupa de los delitos ambientales. Previo a abrir la investigación, el fiscal pidió una serie de medidas preliminares y luego determinará si da impulso a la causa.

De la actual gestión, y como consecuencia del segundo derrame, además de Bergman y Aranguren aparecen mencionados a funcionarios del Instituto Argentino de Nivología y Glaciología y Ciencias busca  Ambientales (IANIGLA) y del Consejo Federal de Medio Ambiente (COMEFA).