El juez federal Claudio Bonadio procesó este jueves “con prisión preventiva” al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y a su ex segundo, Roberto Baratta, quie fue detenido, por supuestas irregularidades en la compra de gas licuado.

El magistrado reclamó además el desafuero de De Vido a la Cámara de Diputados, tal como había hecho el juez Luis Rodríguez en el marco de otro expediente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bonadio dictó el procesamiento por el delito de defraudación contra la administración pública por supuestamente incurrir en irregularidades en la compra de barcos con gas natural licuado (GNL).

Hace apenas dos días, otro juez de primera instancia, Luis Rodríguez, pidió al Congreso el desafuero del exministro para proceder después con su posterior detención.

Esa resolución, ordenada el martes por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, se producía en el marco de otro expediente que investiga la reconversión de una mina carbonífera en la provincia de Santa Cruz (sur), conocida como Yacimientos Carboníferos de Río Turbio.

El doble pedido de arresto y desafuero del que es sujeto el exministro en el intervalo de dos días tiene lugar tres días antes de las elecciones parlamentarias en las que se renovarán parcialmente las dos Cámaras del Congreso.

De Vido fue ministro de Planificación entre 2003 y 2015, durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y las dos administraciones de Fernández de Kirchner (2007-2015), quien se presenta como candidata al Senado por la provincia de Buenos Aires al frente de la agrupación política Unidad Ciudadana.