El juez federal Claudio Bonadio dispuso el procesamiento por “abuso de autoridad” del ex titular de la ex Agencia Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabbatella, en una causa en la que se investiga la decisión de disponer la adecuación de oficio del Grupo Clarín a la denominada Ley de Medios, dijeron fuentes judiciales.

En la resolución, Bonadio dispuso un embargo por 100 mil pesos contra el ex funcionario y también procesó a otros siete imputados; los ex directores de la ex AFSCA, Claudio Schifer, Ignacio Saavedra, Néstor Avalle, Eduardo Rinesi, Sergio Zurano y Lorena De Filippo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En su fallo, publicado esta tarde en la web del Centro de Información Judicial (CIJ), el juez determinó que -en comparación con otros grupos como Prisa, Telefé, Telecentro, Directv, Indalo y Nemesio- se observaron “diferencias en la aplicación del procedimiento, en los plazos otorgados y en los dictámenes emitidos, por lo cual se arribó a la resolución que rechazó el plan de adecuación presentado por el grupo Clarín y dispuso la adecuación de oficio”, lo que demuestra una “arbitrariedad en el procedimiento”.

En el escrito, se indica que en todos los demás grupos -a diferencia de lo que pasó con Clarín- “no hubo resolución administrativa que de fin al proceso de adecuación iniciado o que rechace el mismo y se comience con la adecuación de oficio”.

Recuerda asimismo que “el plan de adecuación del Grupo Clarín comienza en forma voluntaria con fecha 4 de noviembre de 2013, se acepta su plan con fecha 18 de febrero de 2014 donde se le otorgan los 180 días de plazo para cumplir con el plan presentado”.

En tanto, “con fecha 8 de octubre de 2014 el directorio resuelve rechazar los proyectos de escisión del grupo Clarín y de Cablevisión, la conformación de los trust extranjeros, las transferencias propuestas e iniciar el procedimiento de transferencia de oficio entre otras cuestiones”, según se indica.

En un comunicado de prensa, Sabbatella rechazó el procesamiento y afirmó que se trata de una causa “nacida y criada en el seno de la corporación mediática que hoy gobierna la Argentina junto a Mauricio Macri” y agregó: “esta causa no se tramitó en Tribunales sino en el Grupo Clarín”.

“Es un invento con el que (Héctor) Magnetto, a través del juez Bonadío, pretende aleccionar a la dirigencia política para que nadie se atreva a tocar sus privilegios; para que a nadie se le ocurra nunca más cuestionar su dominio”, dijo el líder de Nuevo Encuentro en el parte de prensa.

El ex titular del ex AFSCA consideró asimismo que “la decisión de Bonadío se enmarca en la persecución política, mediática y judicial contra el kirchnerismo” y que “la intención es mentir, mentir y mentir, para perseguir a los opositores, para proscribirnos y para esconder lo que hacen los verdaderos delincuentes que son quienes hoy gobiernan el país”.

El pasado 4 de abril, Sabbatella se había presentado ante Bonadio en el marco de una declaración indagatoria, en la que sostuvo que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual se aplicó “en igualdad de condiciones para todos los grupos con la misma vara”.

La denuncia de Clarín se originó luego de que el organismo encargado de regular el mercado de la comunicación audiovisual rechazara la propuesta de adecuación voluntaria y activara los mecanismos de adecuación de oficio.