El ex vicepresidente Amado Boudou consideró hoy que su detención escapó a «toda lógica jurídica, porque se debió a una persecución a doce años de gestión de un movimiento nacional y popular como el de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner».

Así lo expresó en una entrevista concedida a Radio 10 cuando acompañaba a su pareja, la mexicana Mónica García de la Fuente, a un control obstétrico a poco del nacimiento de sus hijos mellizos, a los que llamarán León y Simón.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Tengo claro que se trató de una situación política que se sale del marco del derecho y que tiene que ver con explicaciones puramente políticas. Si es por eso, bienvenido sea porque tiene que ver con las convicciones, con lo que uno hizo y hace», aseguró el ex vicepresidente.

Dijo también que vivió el regreso a su casa «con mucha emoción, alegría y ganas, pero, a la vez con el sabor amargo de muchos compañeros y compañeras que siguen detenidos injustamente». Sobre la foto de su detención, Boudou dijo: «Alguien hizo que eso pasara. Parece que las fotos de las detenciones fueran como un trofeo de caza. El casco y el chaleco son los nuevos atributos al condenado y acá no hay un solo condenado. No es mi foto, son las fotos, que son varias. Hemos tenido un concurso de modelos de chalecos y casco».