La lista de candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires está en plena elaboración. Si bien todavía no hay nada cerrado, las encuestas se revolean de un lado al otro de los distintos sectores con buenas y malas intenciones. La imagen positiva que muestra el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, lo puede eyectar de su cargo, cosa que el presidente Alberto Fernández no quiere.

El problema de la sábana corta aqueja al espacio político del presidente. Cafiero no es el único integrante del Grupo Callao con buena imagen. Cecilia Bocco Todesca, vicejefa de gabinete, encargada de implementar la estrategia de asistencia económica al entramado productivo y comercial durante la pandemia, también tiene buenos números, en este caso, de este lado de la General Paz. De hecho, este martes compartió la charla con el posible candidato a diputado por la ciudad, Leandro Santoro. Sin embargo, fuentes porteñas del Frente de Todos descartaron una posible candidatura de la funcionaria debido también a que el presidente prefiere matenerla en su equipo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La decisión de Alberto Fernández de no soltar a Cafiero para que compita en la provincia no tiene que ver solo con no perder un hombre propio en el gabinete sino con la disputa que se desataría para cubrir su cargo. Una fuente con despacho en Rosada le atribuye al titular de Diputados, Sergio Massa, la difusión de las encuestas en las que mide bien el nieto de Antonio Cafiero en la provincia de Buenos Aires.

Por lo pronto, fuentes oficiales afirman que la candidatura del joven politólogo la definirán Alberto Fernández y Cristina Fernández, quienes todavía no se han juntado con la lapicera en la mano.
Las figuras clave del gabinete de Alberto Fernández, Santiago Cafiero, Eduardo “Wado” de Pedro, Gabriel Katopodis y Jorge Ferraresi recorren el conurbano bonaerense. Con ellos se muestran Axel Kicillof y Máximo Kirchner.

Fuentes del kirchernismo aseguraron a este medio que no verían que Cafiero se sume a integrar la lista de diputados en el territorio donde esa fuerza política tiene su base electoral.

Pero los nombres de Cafiero, junto al de De Pedro y Katopodis, marcan una proyección nacional. Este martes los tres pusieron en marcha el Programa Federal de Preinversión, gobernadores y gobernadoras, destinado a brindar asistencia técnica y financiera para la formulación de proyectos de obras en todo el país. En una primera etapa esta iniciativa será sustentada con 1730 millones de pesos aportados en partes iguales por los ministerios de Obras Públicas e Interior. Esos fondos están destinados a la generación de futuros proyectos y trabajará con los identificados como prioritarios por las provincias y que resulten estratégicos para el desarrollo a nivel nacional, evaluando la viabilidad de la inversión y el impacto social y ambiental de las obras.

El fantasma del macrismo

Una de las estrategias de campaña del oficialismo es salir a marcar contrastes con la gestión de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. “La Argentina, cuando nosotros llegamos al gobierno, tenía 270 obras públicas y hoy tiene más de 1600 desarrollándose en todo el territorio nacional. De estas cifras, todos ustedes son testigos porque hoy la obra pública no es de un gobierno. Hoy la obra pública es de la gente”, aseveró el jefe de Gabinete.

Por su parte, De Pedro sostuvo que “tras una ronda de diálogo con los sectores productivos provinciales se detectó la necesidad de concretar 1100 obras estratégicas que permitan potenciar la matriz productiva de cada región y de las cuales dos de cada tres no contaban con proyectos ejecutivos”. Ya en modo campaña, Wado sostuvo: “Quienes decían ser el mejor equipo de los últimos 50 años sólo se ocuparon de frenar obras”