El año electoral  y la fragilidad de las distintas alianzas políticas que conviven en el Congreso de la Nación encaminan a convertir en inviable que el debate sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) se pueda llevar adelante en el transcurso del año electoral, según evalúan en la jefatura parlamentaria de Cambiemos.

“¿Vos querés que estalle todo? No, este año el aborto no va a ser parte de la agenda. No están dadas las condiciones. El trabajo que se hizo el año pasado fue excelente. No lo podemos repetir este año”, confesó a Tiempo una de las más altas autoridades parlamentarias del oficialismo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En principio, el único debate de esa magnitud que está previsto dentro de la agenda es la reforma del régimen penal juvenil.  En el marco electoral y ante un Congreso que tendrá poco trabajo, la apuesta del oficialismo es clara: poner en el centro la agenda punitivista. El esquema se completará con una serie de audiencias públicas y la agenda mediática.

La decisión ya está tomada en la presidencia de la Cámara de Diputados y contaría con el visto bueno de los principales referentes de la oposición. Pese a ese escenario parlamentario adverso, la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito acordó el último fin de semana volver a presentar su proyecto a mediados de abril.