Cambiemos, apalancado en su elección en 2015, será la fuerza política que se quedará con la mayor parte de la bolsa publicitaria que se reparte entre las fuerzas políticas de cara a la campaña electoral que comenzará formalmente dentro de dos semanas. El sorteo de horarios y emisoras se realizará este viernes.

Luego, con algunos segundos menos en el reparto, aparece Frente Justicialista encabezado por Florencio Randazzo que usufructúa la elección del Frente para Victoria de hace dos años. Un escalón más abajo en la distribución aparece el Frente Renovador. Recién en cuarto lugar aparece Unidad Ciudadana apenas por encima del FIT.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La exposición preponderante que tendrá Randazzo durante los 19 días que dure la emisión de los spots en los espacios cedidos a los partidos políticos se explica porque el ex ministro se quedó con el Partido Justicialista que fuera en 2015 el principal accionistas – medido en afiliados- del Frente para la Victoria. Al disolverse el FpV cada uno de los partidos que lo integraban se quedó con el porcentaje que le respondía en relación a su cantidad de afiliados.

Más allá de esto, la ley 26.571 establece que el 50% de los módulos (9 segundos para radio y 12 para televisión, se distribuye en partes iguales entre todos los frentes (en el caso de la provincia de Buenso Aires, son 204 mil módulos para cada uno de los once frentes), y el otro 50% en forma proporcional a la cantidad de votos obtenidos en la elección general anterior para la categoría diputados nacionales.

En ese marco, Cristina Kirchner recibirá, por los partidos que estaban en el FPV en 2015 y se mudaron a Unidad Ciudadana este año, el 9,3% de los módulos, además de lo que le toca del 50% que se distribuye equitativamente.

En tanto que la lógica para las distribución de los fondos opera de forma similar. En el caso de la elección de diputados, el total de los aportes estatales se distribuirá entre los veinticuatro (24) distritos en proporción al total de electores correspondiente a cada uno. Efectuada dicha operación, el cincuenta por ciento (50%) del monto resultante para cada distrito, se distribuirá en forma igualitaria entre las listas presentadas y el restante cincuenta por ciento (50%), se distribuirá a cada partido político, confederación o alianza en forma proporcional a la cantidad de votos que el partido hubiera obtenido en la elección general anterior para la misma categoría. En el caso de las confederaciones o alianzas se computará la suma de los votos que hubieren obtenido los partidos integrantes en la elección general anterior para la misma categoría.

En el caso de los senadores, el sistema es igual pero se aplica a los ocho distritos que renuevan sus representantes en la Cámara Alta.