Algunos enseguida recordaron la frase “funcionarios que no funcionan” que escribió Cristina en su última carta abierta. Otros, aseguran que la disconformidad de Alberto Fernández con María Eugenia Bielsa venía desde antes. Lo cierto es que la ahora exministra de Desarrollo Territorial y Hábitat presentó su renuncia y será reemplazada por Jorge Ferraresi, quien dejará su cargo al frente de la municipalidad de Avellaneda.

El bajo perfil de Bielsa durante toda su gestión, que se hizo más evidente y despertó críticas durante la toma de Guernica, sumado a la sub ejecución del presupuesto asignado a su ministerio y a cierta ineficiencia en la implementación del nuevo Procrear, hizo que la relación con sus pares, con el Jefe de Gabinete y con el propio presidente se fuera desgastando.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entonces surgió el nombre de Ferraresi, hombre cercano al kirchnerismo pero con peso propio. La idea del gobierno es que la implementación de un importante programa de viviendas sea uno de los motores de la reactivación económica imaginada para el día después de la pandemia. Y la provincia de Buenos Aires, más precisamente el Conurbano, será el epicentro de ese programa, que prevé la urbanización de barrios populares a corto plazo.

El cambio oficial será este jueves por la mañana en Casa Rosada, cuando se produzca la jura de Ferraresi, que trabajará con Santiago Maggiotti, que viene de ser el jefe comunal de Navarro. Ellos, junto con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, deberán dinamizar la política habitacional del gobierno nacional. Un trío de exintendentes que deja en claro, además, el fortalecimiento de los alcaldes bonaerenses en línea directa con Alberto, un detalle nada menor de cada a las elecciones intermedias del año próximo.