El anuncio formal de que Camioneros recurrirá a la justicia para intentar voltear la millonaria multa impuesta por el ministerio de Trabajo lo hizo Pablo Moyano. “Vamos a recurrir a la Justicia. Ya nos hemos declarado en alerta y movilización. No vamos a permitir el ataque que día a día llevan a cabo contra nosotros por no haber firmado la reforma laboral o no haber aceptado el 15% de las paritarias”.

Según pudo saber Tiempo, los posibles caminos que puede desandar Camioneros en tribunales tienen que atacar la resolución ya sea por irrazonable en cuanto al monto debido a que la sanción puede traer serios perjuicios a la obra social como al sindicato. Por otro lado, también se planteara en sede judicial que no se desacató la conciliación obligatoria ya que no hubo medidas de fuerzas, sino asambleas informativas de dos horas por turno.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Moyano advirtió que la multa podría quebrar la obra social: “Le voy a llevar a enfermos a la puerta del ministerio para que los atiendan”

La sanción impuesta por el ministerio de Trabajo hace referencia al 26 de diciembre de 2017. En aquel entonces Camioneros reclamaba un bono de fin de año. Dentro del sindicalismo es una práctica habitual y extendida la realización de Asambleas informativas mientras rige la conciliación obligatoria. Ese formato les permite a los trabajadores paralizar por un par de horas la actividad sin violar la conciliación obligatoria. Los usos y costumbres marcan eso. Sin embargo el ministerio de Trabajo pretende modificar esa tradición político sindical.

Dentro del camino a recorrer en tribunales aparece la opción de resaltar el carácter de órgano deliberativo que tienen las asambleas por lo que es necesaria su realización para definir la postura de un sindicato ante una situación conflictiva o un reclamo puntual.

Puertas adentro del sindicato de camioneros se repiten dos palabras: “disparate” e “ilegal”. Esos son los dos adjetivos utilizados para describir lo que entienden como nuevo ataque político al sindicalismo opositor.