El gobierno nacional informó esta mañana que los argentinos aislados en Wuhan, ciudad epicentro de la epidemia de coronavirus en China, podrán ser trasladados a Ucrania el próximo martes 18. Allí deberán permanecer en cuarentena por dos semanas y luego podrán decidir si regresan al país.

El cónsul Juan Ortín informó que en Wuhan hay once argentinos más tres cónyuges de compatriotas, que no pueden abandonar esa ciudad por las regulaciones que impuso el gobierno de China para evitar que se expanda la epidemia.

Mediante un comunicado la Cancillería informó este sábado que “el gobierno de Ucrania ha informado, a través de nuestra Embajada en Kiev, la disposición a brindar lugar para los ciudadanos argentinos que se encuentran en Wuhan, China, en un vuelo preparado por aquel país que parte el 18 y tiene previsto regresar a Kiev al día siguiente, donde los pasajeros deberán quedar en cuarentena por dos semanas”.

El informe agrega que la embajada argentina en Beijing “ya avanza con los trámites necesarios para los argentinos que se encuentran en esa localidad y que deseen sumarse a este desplazamiento”. Por supuesto Cancillería agradece al gobierno ucraniano “por su generosidad y al gobierno de China por su colaboración en esta inestimable acción”.

Hace unos días realizaron una emisión por YouTube en la que relataban su situación: “Estamos restringidos a salir a la calle, a ir a comprar al supermercado o simplemente salir a caminar. Entre nosotros tenemos cuatro niños viviendo esta situación de los cuales el mayor tiene seis y el menos apenas ocho meses”. 

La cantidad de muertos por la nueva cepa viral en China aumentó 143 víctimas el viernes y ya suma 1.523 fallecidos, mientras que se contabilizan 66.492 contagios según el último balance de la Comisión Nacional de Salud de ese país. Fuera de ese país, sólo en París se confirmó este sábado la muerte de hombre de origen chino, de 80 años, por coronavirus en un hospital de la capital francesa según informó la ministra Agnès Buzyn.