A diez días del viaje del presidente Alberto Fernández a Rusia y China, la Cancillería salió este sábado al cruce del diario Clarín. Lo hizo para aclarar la información difundida sobre un pedido formulado por Argentina al gobierno de Vladimir Putin respecto a la posible presencia en Moscú del funcionario iraní Mohsen Rezai, acusado y requerido por la Justicia argentina por haber participado en la planificación del atentado a la AMIA, del 18 de julio de 1994, que dejó 85 muertos.

El Palacio San Martín aseguró que «no está» entre sus «funciones ordenar una detención» del funcionario iraní porque «eso lo hace la Justicia».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La comunicación buscó hacer «aclaraciones sobre esta nota periodística, plagada de errores y datos ficticios» respecto a la nota que fue tapa del matutino insignia del mutimedio que pertenece a Héctor Magnetto.
El título de la portada decía que «el Gobierno pidió a Rusia detener al iraní de la AMIA, pero era otra persona». El ministerio que conduce Santiago Cafiero consideró que se trata de un “título falaz” porque “la nota desconoce el principio constitucional básico de la división de poderes». Detalló que la información del matutino “ignora que el servicio exterior no tiene entre sus funciones la de investigar a un acusado».

«En rigor, la Cancillería actúa como auxiliar de la Justicia, que es quien lleva adelante la investigación y el proceso», indicó el hilo de Twitter que el Presidente retuiteó desde su cuenta personal.

La nota cuestionada sostiene que la embajada argentina en Irán se equivocó de funcionario diplomático cuando alertó a la Cancillería. El pedido “involucró a la Unidad Fiscal AMIA” pero “Rezai nunca estuvo en Moscú” sino “Ebrahim Rezai, miembro del grupo parlamentario de amistad ruso-iraní”.

El Palacio San Martín no eludió ese punto. Sostuvo que » la nota asevera -sin base fáctica alguna- que se habría confundido la identidad de la persona buscada por Interpol. Dicha especulación es falsa y sólo busca desmerecer la función de los agentes involucrados en realizar la alerta correspondiente». Al respecto agregó que “como indica el procedimiento en estos casos, inmediatamente se actuó poniendo en conocimiento a las autoridades judiciales y policiales pertinentes: UFI AMIA e INTERPOL», detalló la comunicación.

«Rechazamos el injusto ataque formulado en la nota al correcto proceder del personal del Servicio Exterior de la Nación y alentamos al cuerpo diplomático a seguir trabajando en coordinación con la Justicia, sin dejarse desalentar por operaciones mediáticas maliciosas y sesgadas», completó la Cancillería.