El candidato presidencial chileno por el Partido Progresista, Marco Enríquez Ominami, comparó este jueves al presidente Mauricio Macri con el estadounidense Donald Trump y el italiano Silvio Berlusconi, al señalar que no puede “dejar de denunciar que Macri pertenece a la cohorte, al estilo, a la escuela, incluso a la metáfora falsa, un poco la que tiene (Donald) Trump, un poco la que Piñera encarna en Chile, o Berlusconi en Italia, esta falsa idea de que porque son exitosos en los negocios van a ser buenos presidentes”.

En declaraciones al programa Final Abierto que conduce Ana Vainman por Radio Led, el ex diputado y tres veces candidato en el país trasandino enfatizó que “los países no son empresas, porque los problemas de la sociedad son extremadamente complejos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De todas formas señaló que, como aspirante a presidir Chile, su opinión sobre el mandatario argentino es “cauta, ya que porque podría ser presidente de un país que comparte 4000 kilómetros de frontera con Argentina. Y por eso le deseo éxito”.

Ominami habló también de la “trampa” con la que se considera al estado de su país como “super eficiente” cuando en realidad se trata de “un estado pequeño, porque no invierte, porque no garantiza condiciones mínimas de salud, chile no tiene ninguna universidades públicas gratuitas, como tiene Argentina. Nuestro plan de gobierno es ir gradualmente hacia allí, invirtiendo en las prioridades, invirtiendo en cultura y educación”, apuntó, y dijo que el gran desafío es ir hacia un debate por una reforma Constitucional. “Nuestra Constitución establece que el mercado siempre está primero que el estado. Por ejemplo, en materia energética, el estado no puede actuar porque no es jugador”, explicó.