La Cámara de Casación volvió a respaldar al camarista federal Pablo Bertuzzi para que continúe interviniendo en una causa en la que el empresario Fabián De Sousa denunció que el Grupo Indalo, cuya titularidad comparte con Cristóbal López, sufrió una persecución judicial durante el gobierno de Mauricio Macri.

El máximo tribunal penal, con las firmas de los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani, rechazó un planteo de los abogados de De Sousa, Carlos Alberto Beraldi y Ary Rubén Llernovoy, quienes habían recusado a Bertuzzi por sospechas de parcialidad en la tramitación de la causa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Bertuzzi, junto con el también camarista Martín Irurzun, delimitaron una medida de prueba dispuesta por la  jueza María Servini que consistía en un amplio informe sobre las llamadas entrantes y salientes de los integrantes de la denominada “Mesa Judicial” de Cambiemos con integrantes del Poder Judicial.

El fallo de la Cámara estableció que el período de investigación debía ser acotado y con justificación del pedido de los entrecruzamientos de llamados.

La Cámara Federal respaldó a Bertuzzi, pero los abogados de De Sousa llegaron hasta la Casación con el reclamo de apartamiento del juez, cuya legitimidad en el cargo que ocupa fue cuestionada incluso por la Corte Suprema de Justicia.

“La invocación de gravedad institucional carece de fundamento suficiente que evidencie inequívocamente que se configure tal circunstancia”, refutó la Casación.

“Toda vez que la inadmisibilidad del recurso de casación interpuesto –contra el rechazo de la recusación del señor juez doctor Pablo Bertuzzi como magistrado integrante de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de esta ciudad— se fundó en que esa resolución no revestía el carácter de sentencia definitiva o equiparable, el mismo defecto entorpece la viabilidad de este recurso”, fundamentaron técnicamente.

Los camaristas consideraron que la apelación contra el rechazo a la recusación de Bertuzzi “se basa en la mera invocación de garantías constitucionales que el recurrente considera vulneradas y en juicios discrepantes con el criterio adoptado por este Tribunal, sin fundamentos suficientes y sin acreditar la relación directa e inmediata entre la materia del pleito y la referida cuestión federal”.

Así, Bertuzzi seguirá interviniendo como parte del tribunal revisor de todas las decisiones judiciales sobre las supuestas maniobras persecutorias contra el Grupo Indalo, dueño también de medios de comunicación como Radio 10 y el canal de TV por cable C5N.